El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea. / EFE

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha decidido aplicar las mismas restricciones del sector hostelero a las casas de apuesta de la Comunidad, al tiempo que ha tratado la necesidad de acelerar todas las ayudas incluidas en el plan de choque para la hostelería aprobado ayer.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, ha considerado que esta equiparación de las restricciones a los casinos y casas de apuestas es “lógica” y “coherente” con la situación epidemiológica actual, además de que había provocado las quejas entre muchos ciudadanos.

Sobre la situación del sector hostelero y las numerosas concentraciones que se están sucediendo en la Comunidad en contra de las restricciones y que piden su dimisión, el vicepresidente ha reconocido que estas protestas son “lícitas”, ya que están “dentro de las cosas que uno se espera cuando gestiona una situación de crisis”.

Mi objetivo no es ser el hombre más popular“, ha argumentado Igea, quien ha subrayado que todas las medidas aplicadas en la Comunidad son para frenar la propagación del virus.

Sí que ha expresado el portavoz que entiende que son “días muy duros” para el sector, al tiempo que ha expresado que algo que tiene que quedar claro es que los hosteleros “no son culpables de nada”, solo que “disponen de negocios donde es más frecuente el contacto social”.

No hay delito, culpa o responsabilidad en ello. Haremos todo lo posible por ayudarles más allá de sujetar una pancarta“, ha insistido el vicepresidente, que ha subrayado que entre las medidas abordadas hoy están la de acelerar las ayudas a este sector y habilitar cuanto antes las líneas de financiación para estos negocios.