Campaña de vacunación. EFE/EPA/BAGUS INDAHONO/Archivo

Castilla y León reabrirá la semana que viene sus centros de vacunación masiva para antes de Navidad tener vacunados con la dosis de recuerdo al 80 por ciento de los mayores de 60 años, sanitarios y sociosanitaros, los nuevos grupos a los que se dirige ahora esa vacunación, según acordó ayer el Consejo Interterritorial de Salud.

Así lo ha detallado este jueves en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la consejera de Sanidad, Verónica Casado, en un momento en el que la sexta ola crece lentamente en la Comunidad y ante la que Castilla y León apuesta por “vacunar, vacunar y vacunar” y cumplir con medidas como uso de la mascarilla en lugares cerrados y distancia de seguridad; y no se plantea cierres en sectores que “ya han sufrido mucho” si crecen los contagios.

En este momento, Castilla y León no prevé aplicar el pasaporte covid, una “herramienta más” que están estudiando los servicios jurídicos de la Comunidad después de las dudas que sobre esa medida han planteado desde el Comité de Expertos ante la covid ya que no tiene evidencia científica.

Casado ha explicado que la Comunidad tiene suficientes vacunas para afrontar ese nuevo bloque de vacunados de mayores de 60 años en la Comunidad y personal sanitario y sociosanitario, y ha hecho un llamamiento a los que no se han vacunado o a los tienen sólo una dosis en esta autonomía.

En este momento está vacunada el 91,2 por ciento de la población diana de la Comunidad, esto es de los mayores de doce años, con las dos dosis; por encima de la media nacional; y el 82,9 por ciento de la población total de Castilla y León. Y ya se ha puesto la tercera dosis, la de recuerdo, al 84,4 por ciento de los mayores de 90 años, el 75,2 por ciento de los mayores de 80 años, y el 59,2 por ciento de los mayores de 70 años.

Los grupos con menor porcentaje de vacunados está entre los 12 y 30 y 30 y 39 años; aunque el dato no es malo ya que está en el 78,3 por ciento.

Casado ha indicado que ya a partir de la próxima semana se prevé comenzar a vacunar a esos nuevos grupos de mayores de 60 años, sanitarios y sociosanitarios, para lo que en colaboración con los delegados territoriales de la Junta y los gerentes sanitarios están buscando los mejores lugares para suministrar los viales y evitar las bajas temperaturas propias de estas fechas. Ha explicado que por ejemplo en el caso de Valladolid se puede usar de nuevo para vacunar el Centro Miguel Delibes, ya que está la opción, como sucedió en verano para evitar el calor, de hacer filas en los garajes.

Se inoculará esta tercera dosis con vacunas de ARN mensajero a los mayores de 60 años que fueron vacunados hace seis meses, y en el caso de los que recibieron sueros de Janssen o AstraZeneca el plazo se reduce a tres meses.