Jesús Julio Carnero junto al alcalde de Medina de Rioseco, David Esteban.
Jesús Julio Carnero junto al alcalde de Medina de Rioseco, David Esteban. / Miriam Chacón

La Junta aprobará en el primer trimestre del próximo año el IV Plan Director de Cooperación para el Desarrollo hasta 2026, un “moderno” instrumento que incorpora programas “novedosos” en una materia en la que las partidas del Gobierno de la Comunidad crecerán un 25 por ciento en 2023, hasta alcanzar los seis millones, según recogen los Presupuestos Generales de la Comunidad (PGC) que se tramitan en las Cortes.
El consejero de la Presidencia, Jesús Julio Carnero, presidió el Consejo de Castilla y León de Cooperación para el Desarrollo, que se celebró en el Casino de Recreo de Medina de Rioseco (Valladolid), acompañado por el alcalde del municipio y diputado provincial, David Esteban. El IV Plan Director de Cooperación para el Desarrollo 2023-2026, que ya ha superado la fase de información pública, aseguró que afronta esta materia desde el punto de vista de la “actualización”, con programas “importantes”, entre los que destacó los que se llevarán a cabo con las universidades públicas y privadas, porque argumentó que los trabajos “de carácter científico” son “fundamentales” para la Junta.

El consejero también aludió a la sensibilización en el ámbito de la empresa, para lo que se incorpora un programa de relación con el mundo empresarial para “conseguir y captar” su colaboración. Además, destacó el programa de cooperación con las entidades locales, para que sea cada vez “más coordinado y colaborativo” entre todas las instituciones.

“Si vamos todos en bloque sin lugar a dudas el efecto en materia de cooperación para el desarrollo, la lucha contra la pobreza sin lugar a dudas será muchísimo más efectiva”, afirmó Carnero. También destacó el programa para defender a los que desde el territorio hacen bandera de los derechos humanos y están en situación de “peligro”. “Un compromiso del presidente Alfonso Fernández Mañueco con la cooperación para el desarrollo”, añadió.
El plan marca diez países en África y Centroamérica como prioritarios en el destino de la ayuda oficial humanitaria de Castilla y León, sin que ello sea excluyente con otros posibles receptores, y ratifica el compromiso, en sus objetivos y líneas estratégicas de trabajo, con los retos de la Agenda 2030.

En concreto, los países prioritarios, incorporados por consenso con los agentes de la ayuda humanitaria, son Burkina Faso, Mozambique, Senegal, Tanzania, Mali y Guinea Bissau, en África; y Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Honduras, en Centroamérica. Respecto del anterior plan, el Salvador, Honduras, Guinea Bissau y Malí son de nueva incorporación y salen del mismo Perú, India y Bolivia.

Jesús Julio Carnero destacó que las cuentas para 2023 consignan seis millones, un 25 pro ciento más, para la cooperación al desarrollo, lo que señaló supone una “determinación clara” del “compromiso” del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y su gobierno con “quien peor lo está pasando en cualquier parte del mundo”.