La Junta, preocupada por la falta de intensivistas

"Lo que nos preocupa no son las camas ni los medios materiales", asegura Igea por otro lado

La Junta de Castilla y León ha mostrado su preocupación por la falta de médicos especialistas en cuidados intensivos para atender los casos de Covid-19 en la Comunidad autónoma, asunto que al Gobierno regional preocupa más que el número de camas UCI en los hospitales. El vicepresidente, consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha admitido que “nos preocupa mucho” la situación de los intensivistas que están “muy cansados” tras “meses y meses durísimos” de lucha contra la pandemia.

“Lo que nos preocupa no son las camas ni los medios materiales”, ha asegurado Igea, que ha admitido que con lo que no cuentan es con los intensivistas que son necesarios, por lo que la Junta centrará sus esfuerzos en parar el crecimiento de la segunda ola de Covid-19. Ha señalado, en cuanto a medios materiales, que cuentan con 560 respiradores dispuestos para ser usados si son necesarios y que la capacidad de las camas UCI se habrá incrementado un 50 por ciento con respecto a las 160 que había antes de la pandemia cuando a finales de este mes o en octubre concluya el acondicionamiento de las nuevas.

Por todo ello, ha desmentido a quienes dicen que no se ha reforzado el sistema porque se ha hecho “un esfuerzo importante” tanto en capacidad de camas UCI como en pruebas diagnósticas.