El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado. / EFE
Publicidad

La Junta de Castilla y León pidió ayer, jueves, que las reuniones pendientes entre consejeros de Sanidad y Educación con los ministerios correspondientes para coordinar el inicio del curso se celebren “a la mayor brevedad”, con unas circunstancias que han cambiado en esta Comunidad respecto al momento en que se elaboró el protocolo para la vuelta a las aulas en el contexto de la Covid-19, en julio.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que analizó las medias tomadas en las últimas semanas, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, reconoció que en julio el mapa de incidencia de la enfermedad en esta Comunidad se encontraba “completamente en verde”, mientras que actualmente han surgido más de un centenar de brotes que, pese a estar controlados en su mayoría, puede hacer replantear los planes de cara al inicio del curso.

No obstante, Igea insistió en que el plan de la Junta es el de iniciar la educación presencial porque es una garantía de igualdad de atención hacia todos los alumnos y porque existe un protocolo de retorno a las aulas que confían en que sirva para controlar la situación. El vicepresidente remarcó que las medidas y los escenarios “se reevalúan constantemente” porque es una “situación dinámica”, por lo que se mostró convencido de que van a tener que estar apretando “los tornillos continuamente”.

desmiente aislamientos

Por otro lado, Igea, desmintió con rotundidad los bulos que circulan por las redes sociales sobre aislamientos inminentes de grandes ciudades de la Comunidad, como Valladolid, Burgos o Salamanca, ya que, en la actualidad, no se encuentran en una situación de incidencia alta. Quiso lanzar un mensaje de tranquilidad pero, al mismo tiempo, aseveró que todos los escenarios están abiertos y la obligación de la Junta es hacer todo lo preciso para no llegar al escenario de marzo pasado. “No dudaremos en tomar cualquier medida”, señaló.

Asimismo, anunció una reunión la próxima semana con alcaldes de capitales de provincia y localidades de más de 20.000 habitantes, en la que explicarán la situación y expectativas de estos municipios ante el Covid-19. En este encuentro la Junta solicitará ayuda a los regidores para contener la pandemia de coronavirus y reiterará el agradecimiento por su actuación. Además, la semana próxima se reunirán todos los Centros de Coordinación Operativa Integrado (Cecopi) con el fin de evaluar la situación actual por la pandemia.