Verónica Casado, en primer término con el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, al fondo./ EFE
Publicidad

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, insistieron en la necesidad de contar con la figura de un coordinador clínico nacional que sea responsable de planificar posibles traslados de pacientes entre comunidades autónomas en casos de que se den situaciones de UCIs colapsadas.

Así lo explicaron Igea y Casado en la rueda de prensa que han ofrecido, como cada jueves, al término de la reunión del Consejo de Gobierno y en la que también compareció la consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo.

Al respecto, Casado explicó que en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud que se celebró el miércoles, desde Castilla y León se planteó al Ministerio que se pusiera en marcha un coordinador clínico para toda España, algo que ya funciona en la Comunidad, para gestionar el posible traslado de pacientes de unos territorios a otros.

TRASLADO DE PACIENTES

Asimismo, la consejera de Sanidad se refirió a Rafael Matesanz, con “una gran experiencia en coordinación nacional” y que es partidario de crear esta figura del coordinador clínico para poder hacer traslados de pacientes de unas comunidades a otras si se dan casos de UCIs colapsadas.

De hecho, Verónica Casado no dudó de que en el caso de que en Castilla y León se llegue a una situación de colapso “si es necesario” se pedirá al Ministerio de Sanidad “que permita el traslado de pacientes” aunque confía en no llegar a esta situación.

 

si Castilla y León llega a una situación de colapso, si se considera necesario se solicitará al Ministerio de Sanidad que permita el traslado de pacientes

 

Por su parte, el vicepresidente, Francisco Igea, recordó que esta figura se pidió al Ministerio de Sanidad hace más de un mes y que como respuesta, en la reunión de este miércoles, se le ha pedido a Castilla y León que se remita al departamento que dirige Salvador Illa los datos de incidencia y de ocupación, unos datos “que son públicos”, enfatizó el portavoz de la Junta.

“Creemos que es necesario que haya una manera de coordinar esta situación”, aseguró Igea, quien espera que no se llegue a esta situación, pero en el caso de que se de ese escenario de colapso no se tenga que actuar de forma “atropellada”, por lo que espera una respuesta del Ministerio de Sanidad que vaya más allá de pedir unos datos.