La consejera de Empleo e Industria, Ana Carlota Amigo./ EUROPA PRESS
Publicidad

La consejera de Empleo e Industria de la Junta de Castilla y León, Ana Carlota Amigo, celebró el apoyo a la inversión y la I+D+i que contempla el plan de automoción del Gobierno de España, así como que incluya “todas las tecnologías” en los incentivos a la demanda, pero lamentó la “falta de diálogo” del Ejecutivo central con la Comunidad.

Amigo recordó que Castilla y León fue “de las primeras” en reclamar una estrategia nacional de impulso al sector y censuró que en su diseño “no se haya invitado a participar a las autonomías”, según indicó a través de un comunicado en el que exigió al Ejecutivo una implementación “rápida y efectiva” de las medidas planteadas y el refuerzo de su dotación económica con los fondos que lleguen de la Unión Europea.

A falta de analizar “con mayor detalle” el contenido del documento, la consejera celebró que el Ejecutivo central haya tenido en cuenta algunas de las reivindicaciones planteadas por esta Comunidad como “los estímulos a la demanda anunciados manteniendo el principio de neutralidad tecnológica”, de manera que las líneas de incentivos “no se orienten en exclusiva hacia el vehículo eléctrico” y, por el contrario, tengan en cuenta “los modelos que actualmente se fabrican en las plantas de Castilla y León y del resto de España”.

REFORZAR LA COMPETITIVIDAD

También destacó la apuesta por “atraer y movilizar inversiones” con el reto de “adaptar la industria hacia las nuevas demandas de los mercados y los objetivos de sostenibilidad”, y la adjudicación de fabricación de nuevos modelos, de manera que “se sienten unas bases firmes para el mantenimiento y la generación futura de empleo”.

En línea con lo anterior, otro de los puntos reseñables dentro del plan anunciado por el Gobierno es, a juicio de la Junta, el compromiso con la modernización y digitalización de los procesos, avanzando hacia la Industria 4.0.

En este sentido, Amigo subrayó la importancia de “reforzar la competitividad de las factorías implantadas en el territorio autonómico como la mejor garantía de futuro para el sector” y elogió el “compromiso” con Castilla y León de los principales fabricantes instalados en la Comunidad.

 

RECURSOS ESCASOS

Pese a los aspectos positivos del plan, Carlota Amigo consideró “escasos” los recursos económicos previstos en la estrategia –en particular, los reservados para estimular la compra de vehículos por particulares– y demandó al Gobierno que aproveche los fondos que puedan llegar de la Unión Europea para incrementar su dotación, al tiempo que incidió “en la necesidad de implementar todas las medidas anunciadas de forma urgente, sencilla y eficiente”.