La Consejera de Movilidad presentó ayer las actuaciones a realizar para establecer este sistema. / Rubén Cacho

La Junta de Castilla y León, a través de los fondos Next Generation, invertirá 31,9 millones de euros en ocho proyectos para implantar el Sistema Inteligente para el Transporte Público de viajeros por carretera de Castilla y León (ITS), lo que se enmarca en el proceso de reordenación y reestructuración de las líneas de autobuses, concesiones y oferta de la Comunidad.

La consejera de Movilidad y Transformación Digital, María González Corral, presentó ayer en Valladolid estas actuaciones, cuyas licitaciones han sido publicadas ya en la Plataforma de Contratación del Estado, con plazos de ejecución que oscilan entre los tres y los 22 meses. Se financiarán con fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, a través del componente uno (26,3 millones) y seis (4,9 millones).

González Corral explicó que su departamento prevé contratar e implantar todo ese sistema “integral de transformación digital” e incluso hacer las primeras pruebas, mientras continúa con el proceso de diseño de la “nueva configuración” del modelo de transporte de viajeros, tras la aprobación de la ley de 2018 y el mapa que vio la luz en septiembre del pasado año. Todo ello, remarcó, coincide con la “ventana de oportunidad” de los Next Generation.

Asimismo, la consejera de Movilidad indicó que el siguiente paso será sacar a información pública los anteproyectos de explotación, que recogerán las nuevas líneas, paradas, frecuencias y horarios, así como la extensión del Transporte a la Demanda a todo el territorio. Destacó que de forma “coordinada” y “paralela” se desplegará el ITS y se definirá el nuevo modelo de transportes, cuyos ejes, recordó, son el compromiso con la ciudadanía, la sostenibilidad y la transformación digital.

 

Ocho proyectos

Este nuevo sistema inteligente se asienta sobre el nuevo centro de control de transporte de la Comunidad, cuya licitación tiene un presupuesto de 1,6 millones y un plazo de ejecución de 12 meses. Estará ubicado en la estación de autobuses de León, que se está reformando en este momento. Su misión es la explotación de información en tiempo real sobre las infraestructuras y servicios en carretera, con el fin de mejorar la movilidad y la toma de decisiones.

Además, asumirá la coordinación de todas las empresas adjudicatarias de los servicios de transporte y sus condiciones como centro ‘smart mobility’. Con ello, generará información “accesible”, facilitando la toma de decisiones. También dispondrá de un ‘call center’ para usuarios y para hacer reservas y resolver incidencias, será la oficina de certificación de todos los elementos tecnológicos y albergará el servicio de explotación del dato.

El segundo proyecto, de 4,6 millones y 22 meses de plazo, es el sistema central de gestión ITS, un servidor en la nube del transporte de viajeros de la Comunidad, al que se tendrán que conectar todos los sistemas interurbanos y las áreas metropolitanas, que a su vez recibirán datos sobre la ubicación, el conteo de viajeros o las cámaras de seguridad.

El tercero, es la plataforma para sistematizar la inteligencia generada por las fuentes de datos, lo que contará con un presupuesto de 563.860 euros y se ejecutará en 20 meses. Su objetivo es ofrecer una “foto precisa y actualizada” de la nueva movilidad de la Comunidad para ayudar a la Junta en la toma de decisiones.