Carriedo y Suárez-Quiñones en rueda de prensa posterior al Consejo.
Carriedo y Suárez-Quiñones en rueda de prensa posterior al Consejo. / Miriam Chacón

Las actuaciones de lucha integral contra incendios, conservación y mejora de recursos forestales, planificación y gestión de subvenciones, tanto en materia de patrimonio natural como de vivienda, así como la puesta en marcha de seguimiento de poblaciones cinegéticas y mantenimiento de las instalaciones del Centro del Urogallo, en Valsemana (León) sumaron un gasto de 14.849.233 euros, según se informó en Consejo de Gobierno.

Las actuaciones que está gestionando la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio relativas a la lucha integral contra incendios forestales aglutinan un montante de 7.752.520 euros e incluyen trabajos con cuadrillas helitransportadas, tratamientos selvícolas y la construcción de infraestructuras.

Actualmente se realizan trabajos de lucha integral contra incendios forestales con cuadrillas helitransportadas desde las bases de Sahechores (León), Pradoluengo (Burgos), Coca (Segovia), Garray (Soria) y Villaralbo (Zamora) (ELIF A Y B). En concreto, las cuadrillas intervendrán en la extinción de incendios forestales en un primer ataque y participarán como brigada de refuerzo en ataques ampliados. Además, llevarán a cabo diversas actuaciones selvícolas para prevenir la producción y el aumento de incendios forestales. Todo ello con un presupuesto de 5.762.318 euros, con cargo a las anualidades 2022-2025. De esta manera, Pradoluengo recibirá 1.030.545 euros; Sahechores, 1.361.585 euros; Coca, 1.294.885 euros; Garray, 1.044.186; y Villaralbo, 1.031.117 euros.

Respecto a los tratamientos selvícolas para la conservación y mejora de los tipos de hábitat forestal de interés comunitario, así como para disminuir el riesgo de propagación de incendios, compatibilizar los diversos usos del medio natural, aspectos productivos y protectores con el uso social y con el mantenimiento de la biodiversidad, y armonizar los intereses sociales y económicos con la conservación del medio, en 254,50 hectáreas de los términos municipales de Velilla del Río Carrión, Guardo, Santibáñez de la Peña, Triollo, Fontecha y Mantinos (Palencia) se invertirán 1.223.816 euros.

También la provincia de Segovia recibirá 661.102 euros para el mismo cometido en 125,41 hectáreas en la comarca Tierra de Pinares-Serrezuela, en los términos municipales de Lastras de Cuéllar, Hontalbilla, Fuentidueña y Cabezuela con retirada de y disposición de 590,46 toneladas estimadas de biomasa. A esto se suman actuaciones en 48,8 hectáreas en la comarca de El Espinar en los municipios de Villacastín, El Espinar, La Losa, Navas de Riofrío, Ortigosa del Monte y Vegas de Matute.

Las tareas de apoyo al personal del Centro para la Defensa del Fuego (adaptación de los cursos en la plataforma de teleformación; diseño y elaboración de recursos; gestión de la plataforma o participación como tutores online), así como tareas y funciones de apoyo administrativo a la labor del Centro (alta y baja de alumnos en la plataforma; elaboración de escritos; gestión de listados y bases de datos de alumnos, entre otras)tendrán una inversión de 357.092 euros.

 

recursos forestales

Las actuaciones para la regeneración, conservación y mejora de los recursos forestales acaparan un presupuesto global de 3.273.185 euros, financiados por el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia-Next Generation-EU. La inversión servirá para la ejecución de actuaciones de conservación, mejora y, en su caso, restauración de los ecosistemas mediterráneos en siete municipios de Salamanca. Este objetivo se puede particularizar en la solución de una serie de problemas derivados de las plantaciones de eucalipto efectuadas en la década de los 70. El presupuesto, de 1.012.915 euros.

También se llevarán a cabo actuaciones para la conservación y mejora de los recursos genéticos forestales que aseguren la pervivencia de la diversidad en sus distintos niveles (población, especie e infraespecíficos), para mantener el nivel suficiente de variabilidad genética como garantía de persistencia futura y como respuesta a un potencial cambio climático, con un presupuesto de 999.629 euros.