El portal de Internet ‘consumo.jcyl.es’ se estructura en cinco páginas de navegación, además de la principal.
El portal de Internet ‘consumo.jcyl.es’ se estructura en cinco páginas de navegación, además de la principal. / Europa press
Publicidad

La Consejería de Economía y Hacienda acaba de estrenar el nuevo Portal de Consumo de Castilla y León, ‘consumo.jcyl.es’, una herramienta digital que incorpora información de gran utilidad para los ciudadanos en su condición de consumidores. En concreto, los usuarios pueden presentar de forma telemática una solicitud de arbitraje en caso de conflicto, asesorarse para formular sus reclamaciones y consultar los servicios de atención que tienen a su disposición, entre otras funcionalidades.

El citado portal de Internet ‘consumo.jcyl.es’ se estructura en cinco páginas de navegación, además de la principal. El primer apartado se denomina Información al Consumidor y recopila datos de interés sobre los servicios de atención que ofrecen las administraciones —europea, estatal, autonómica y municipal— y las asociaciones y organizaciones más representativas del sector.

El usuario puede consultar en ella las direcciones postales y de Internet y los teléfonos de contacto para recibir ayuda en materia de consumo e, incluso, presentar sus consultas online a través de un formulario. Esta sección incluye también un capítulo sobre los productos no alimentarios que han sido calificados como inseguros por la Red de Alerta. Así, dirige al consumidor a los servicios de información —coordinados en el ámbito comunitario por la Comisión Europea y en el estatal, por la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan)—, donde figuran identificados los artículos que implican riesgo para el consumidor y sobre los que las autoridades han adoptado algún tipo de medida.

La segunda pestaña del nuevo Portal de Consumo de la Junta gira en torno a las reclamaciones. Resume los principales derechos de los consumidores y detalla los pasos que deben seguirse para presentar el correspondiente formulario de queja. También asesora sobre la regulación específica que afecta a sectores muy concretos —como el turismo, las telecomunicaciones, el transporte aéreo o el terrestre de viajeros— y sobre los organismos especializados que tramitarán las reclamaciones que puedan interponerse en este caso.

Relacionado con lo anterior, el tercer apartado del portal se dedica al arbitraje, un sistema de resolución de conflictos gratuito entre consumidores y usuarios —de quien debe partir necesariamente la solicitud— y empresas, comercios, profesionales o prestadores de servicios —que tienen que aceptarlo—, concebido como una alternativa a la justicia ordinaria y fundamentado en la voluntariedad de las partes. Una de sus características diferenciales frente al sistema judicial es que, una vez dictado un laudo, la discrepancia se considera juzgada y no puede volver a plantearse ante ninguna otra instancia. La página web recopila toda la información de interés sobre este sistema —incluyendo sendos directorios sobre las juntas arbitrales de la Comunidad y el censo de empresas adheridas— y un enlace para la presentación y tramitación telemática de una solicitud de arbitraje.

La cuarta página del Portal de Consumo está dedicada a la Educación y Formación. Contiene documentación sobre iniciativas didácticas tales como Consumópolis, un concurso para escolares, o Consumer Classroom, una comunidad digital diseñada para que los profesores de toda la Unión Europea recopilen una amplia biblioteca de recursos sobre la educación del consumidor.

Guías

Esta pestaña también recopila publicaciones y guías para el consumidor con curiosidades y consejos sobre la protección de datos personales en la Red, los seguros, el etiquetado de calzado o la venta y utilización de aparatos de bronceado, entre otros. Para terminar, informa de las campañas que se realizan en materia de consumo, como las guías actualmente activas dedicadas a la compra segura en Internet, privacidad y seguridad en la web y educación financiera.

El último capítulo aglutina la normativa de consumo más relevante, ya sea de ámbito europeo, nacional y autonómico, así como las estadísticas principales relacionadas con esta actividad.