La Junta evaluará más de 2.700 puentes de la red de carreteras

La Consejería de Fomento desarrolla un programa para evaluar la situación de los puentes que según el consejero Suárez-Quiñones presentan un buen estado general

52
Cuatro equipos de expertos realizan el trabajo de campo y vuelcan la información en una aplicación informática. 12 septiembre 2019 9/12/2019
Publicidad

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente desarrolla un programa para evaluar el estado de casi 2.700 puentes de la red autonómica de carreteras que, según explicó el consejero, Juan Carlos Suárez-Quiñones, presentan un buen estado general que “evidentemente hay que vigilar”.

Para ello, cuatro equipos de expertos en estructuras realizan el trabajo de campo y vuelcan los resultados en una aplicación informática, I3MET, donde se puede consultar tanto el inventario como el resultado de las inspecciones englobadas en el programa ‘Realización del Inventario, Inspección y Evaluación de Puentes de la Red de Carreteras de Castilla y León’, dotado con 712.256 euros y una vigencia prevista hasta 2020.

Suárez-Quiñones significó los resultados de las evaluaciones desde el convencimiento de que se trata de un “instrumento muy importante de prevención” para garantizar la seguridad de las infraestructuras y, en consecuencia, de la conducción.

Los trabajos a efectuar se clasifican en dos grandes grupos, inventario e inspección y evaluación que contempla, este último, las 2.663 estructuras de la red regional de carreteras de luz mayor de cuatro metros.

Según explica la Consejería a través de un comunicado, los equipos elaboran informes mensuales de desarrollo de los resultados y si en la inspección principal de las estructuras se detectan deterioros, se remite el informe de la inspección principal al Servicio Territorial de Fomento correspondiente, para que sus técnicos valoren cómo resolverlos.

Fruto del desarrollo de este programa se están redactando dos proyectos de construcción de ‘conservación preventiva’ en dos puentes singulares de la provincia de Valladolid: Cabezón de Pisuerga y Simancas, donde en este último se ha realizado una inspección especial. “Este trabajo pretende tener una continuidad en el tiempo, para convertirse en una herramienta eficaz de gestión de las estructuras de la red de carreteras”, aseguraron las mismas fuentes.