La última EPA fijó en un millón los jóvenes de entre 16 y 29 años que ni estudian, ni trabajan. / europa press
Publicidad

La Junta de Castilla y León destinará a partir del próximo 1 de noviembre un montante de 14 millones de euros a la puesta en marcha de 118 proyectos de formación y empleo en toda la Comunidad, para un total de 1.102 personas en situación de desempleo. El anuncio fue realizado por el viceconsejero de Empleo y Diálogo Social, David Martín, minutos antes de clausurar junto al alcalde de la capital abulense, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, el Programa Mixto de Formación y Empleo ‘Ávila Rehabilita2 Duplo’, que ha contado con 24 alumnos.

Dicho programa ha contado con un presupuesto de algo más de 273.000 euros, que han sido destinados en la formación de los participantes en jardinería y construcción durante el último año.

Una vez concluido este programa, tomará su relevo otro denominado ‘Ávila Rehabilita3’, que contará con un presupuesto de 144.854 euros, así como con 15 alumnos y tres profesores durante el medio año que se prolongará.

Se trata de uno de los seis programas mixtos de formación y empleo concedidos a la provincia de Ávila, que forman parte de los 118 que se pondrán en marcha en el conjunto de Castilla y León, con una inversión de 14 millones de euros y 1.102 alumnos.

David Martín subrayó la “importancia” de este tipo de programas cuyo único “requisito” para la participación se centra en el hecho de que los alumnos sean “empleados inscritos en el Ecyl”, con “prioridad” para los jóvenes menores de 35 años en este caso.

En este sentido, el viceconsejero recordó que la última EPA fijaba en un millón los jóvenes de entre 16 y 29 años que ni estudian, ni trabajan, lo que suponía un incremento de 1,3 puntos en un solo año.

Por ello, hizo hincapié en la necesidad de estos programas que, además, también van dirigidos a mayores de 45 años con cargas familiares y sin prestación o en riesgo de exclusión social.

Todos ellos pueden contar con este contrato de formación y aprendizaje durante un tiempo que oscila entre un año y seis meses, al final del cual cada uno de los participantes recibe un certificado de profesionalidad. Durante estos programas, los alumnos “adquieren una serie de competencias profesionales que les llevan a mejorar sus empleabilidad de cara a la búsqueda de trabajo”.

Los servicios

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera subrayó la importancia de este programa que “presta un servicio a los abulenses” ya que, además de la formación, sus participantes “mejoran y contribuyen a tener una ciudad más accesible”, a partir de las labores que han realizado en este tiempo.

Según David Martín, la tasa de inserción laboral en este tipo de programas ronda el 20 por ciento.