PGC 2024 Comparecencia del consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio para explicar los presupuestos de su departamento
El Consejero de Medio Ambiente informa sobre los PGC referentes a su departamento. / Rubén Cacho

La Junta de Castilla y León destinará en 2024 un total de 94,5 millones a la lucha contra incendios forestales, lo que supone 18,8 millones más que en 2023, lo que permitirá mejorar las infraestructuras, la dotación de medios y recursos, dar un “salto tecnológico” e incrementar la estabilidad y mejorar las condiciones laborales de los más de 4.500 profesionales que conforman el operativo.

Así lo anunció ayer el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en su comparecencia ante la Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes para explicar los destalles del proyecto de ley de Presupuestos Generales de la Comunidad en lo relativo a su departamento.

El titular de Medio Ambiente defendió el cumplimiento del acuerdo de septiembre de 2022 con los agentes del diálogo social, que señaló permitirá duplicar el presupuesto actual contra incendios, al registrar un incremento consolidado de 65 millones y un aumento total en la legislatura de 126 millones.

Así, Suárez-Quiñones prometió un incremento del tiempo de contratación de 60 cuadrillas terrestres, que renovarán en 2024, hasta al menos nueve meses. La dotación prevista para estas cuadrillas que también desarrollan tratamientos selvícolas preventivos de incendios asciende a 43,2 millones. También, destacó los 14,85 millones para disponer de equipos de cuadrillas especializadas helitransportadas y nocturnas, concretamente 16 nocturnas (November) durante cinco meses y 20 helitransportadas activas 12 meses completos.

El personal de autobombas de primer turno consolidarán este año 12 meses de trabajo y el segundo, diez meses. Para disponer de 21 aeronaves contratadas para el operativo (además de dos de mejora) se va a llevar a cabo en contratos ya firmados y en ejecución una inversión de 10,32 millones.

En cuanto a las inversiones en maquinaria pesada tanto en labores de prevención como de extinción, señaló que supondrán una inversión total de 3,82 millones, con 15 retenes completos para la época de peligro alto, así como otras máquinas complementarias de diferente tipología de refuerzo. De estos 15 contratos, siete tienen una configuración de nueve meses anuales para permitir mayor continuidad en sus actuaciones de prevención a lo largo del año.

Con cargo a los fondos Next Generation, la Consejería tiene previsto realizar una inversión de refuerzo del operativo Infocal de 3,9 millones. De este monto, 3,3 millones se destinarán a la dotación y mejora de infraestructuras. Respecto a la tecnología, se prevé una inversión de 1,23 millones, entre la que destacó los sistemas de geolocalización; los estudios de la modelización del combustible con tecnología LIDAR o una nueva plataforma de riesgo y simulación de incendios y otra de predicciones meteorológicas sobre SIG.

 

Biomasa y zonas mineras

La Consejería destinará 40,1 millones a proyectos de impulso de la biomasa forestal, como combustible, para lo que se contemplan 32,6 millones para continuar con las obras de las redes de calor de Valladolid Oeste, León, Hospital Militar de Burgos, Ponferrada, Universidad de Salamanca, Segovia Sur, Aguilar de Campoo y Ciudad Rodrigo, lo que absorberá 32,6 millones.

Suárez-Quiñones destacó los 4,5 millones para la construcción de centros logísticos de biomasa en las provincias de León (Castrocontrigo, Llamas de la Ribera y Almanza) y Palencia (Alar del Rey) y la mejora de eficiencia energética en edificios públicos en el medio rural, con tres millones.