La Junta destina 3,7 millones a proyectos del tercer mundo

Estos fondos se emplearán en luchar contra la pobreza y promover los Derechos Humanos

37
El vicepresidente de la Junta y consejero de Transparencia, Francisco Igea.
Publicidad

El vicepresidente de la Junta y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, presentó ayer a profesionales de la cooperación para el desarrollo la nueva convocatoria de 3,7 millones de euros destinada a proyectos en países empobrecidos.

Según informaron fuentes de la Junta, la Consejería convocó una línea de ayuda económica no reembolsable con la que subvencionar intervenciones de desarrollo en países empobrecidos, para luchar contra la pobreza y promover los Derechos Humanos, en el marco de las prioridades estratégicas establecidas en el III Plan Director de Cooperación para el Desarrollo de Castilla y León 2017- 2020.

La dotación presupuestaria asciende a 3.714.000 euros y con ella se financiarán proyectos de desarrollo y microacciones en el exterior. El vicepresidente Francisco Igea ha anunciado que en próximas fechas se abrirá el proceso participativo para elaborar un nuevo plan director que abarcará hasta el año 2024.

Profesionales de entidades inscritas en el Registro de Agentes de Cooperación al Desarrollo de nuestra Comunidad han participado esta tarde en una sesión de trabajo, convocada por la Dirección General de Acción Exterior, en la que el vicepresidente y consejero agradeció la labor de las personas y las entidades implicadas en este ámbito y presentó las novedades de la nueva convocatoria de proyectos para el desarrollo correspondiente al año 2020.

Además, la sesión de trabajo sirvió para detallar cuestiones técnicas sobre la presentación de los proyectos, abordar y resolver dudas de las entidades sobre el denominado Enfoque Basado en Derechos Humanos, enfoque metodológico que se exige en la formulación de las solicitudes.

Mediante esta convocatoria, la Junta financiará, por un lado, proyectos de desarrollo (un máximo del 80 por ciento del proyecto y hasta un máximo de 260.000 euros por proyecto beneficiario, con un plazo de ejecución máximo de 24 meses) y, por otro, microacciones en el exterior, que son acciones puntuales y complementarias a un proceso de desarrollo.
En este último caso, se financia un máximo del 90 por ciento de lo solicitado y hasta un máximo de 45.000 euros, con un plazo máximo de ejecución de doce meses.

Las ONGD deben presentar proyectos y acciones que contribuyan a la consecución de alguno de los seis derechos económicos, sociales y culturales que se han priorizado en el citado III Plan Director, tales como el derecho a la Alimentación; al acceso al agua potable y saneamiento; a la educación; a la salud; a la vivienda adecuada y digna; y a un nivel de vida adecuada y medios de subsistencia.