La Junta de Castilla y León desaconseja la celebración de actos al aire libre en Semana Santa, aunque hayan sido comunicados a las autoridades municipales, como es el caso de los convocados por cofradías en las ciudades de Valladolid y Zamora, por motivos de salud pública. Las hermandades organizadoras recibieron un informe no vinculante por parte de las autoridades sanitarias de la Comunidad, es decir recomendatorio pero no de prohibición, según explica este sábado a Efe Juan Pablo Ruiz, presidente de la cofradía de las ‘Siete Palabras’.

“No lo pueden prohibir porque cumplimos con todas las normas establecidas y, en ese caso, iría en contra de lo que ellos mismos han decretado”, señala Ruiz, quien acatará la decisión que en última instancia adopte el Arzobispado de Valladolid ante esas recomendaciones. Pero si el Arzobispado “nos dice que cumplimos con todas las normas y recomendaciones sanitarias, seguiremos adelante”, añade.

En el caso de las ‘Siete Palabras’ y del sermón que cada Viernes Santo convoca en la Plaza Mayor de Valladolid, “nosotros cumplimos de sobra con las restricciones establecidas” en cuanto al aforo, ya que hay previstos poco más de 250 asientos, numerados, personalizados y separados entre sí 180 centímetros, treinta más de lo obligado. El aforo sentado en la Plaza Mayor es de aproximadamente 4.000 personas, mientras que el previsto para el sermón de las ‘Siete Palabras’ (250) es inferior al 10%, insiste sobre el cumplimiento de las normas.

La cofradía ha habilitado seis accesos al recinto dotados con gel desinfectante y todo el perímetro de la Plaza, más calles adyacentes, estará vallado para evitar aglomeraciones, ha añadido. En el supuesto de acceder a la recomendación de las autoridades sanitarias, el sermón de las ‘Siete Palabras’ se trasladaría al interior de la catedral, lo que en opinión del presidente de la cofradía “resultaría una contradicción” al aumentar el riesgo de contagio en un recinto cerrado.

Las dos restantes citas al aire libre previstas en la Semana Santa de Valladolid son un acto penitencial a la puerta de la iglesia de las Angustias, el Martes Santo (30 de marzo); y un vía crucis de los nazarenos, el Jueves Santo (1 de abril). En Zamora este sábado por la mañana será descendido el Cristo de las Injurias para su veneración en el atrio de la catedral el Miércoles Santo (31 de marzo), otro acto al aire libre pendiente de resolución y sometido a la recomendación de la Junta de Castilla y León.