La Junta deja sin efecto que se pueda cazar y pescar

La Consejería de Medio Ambiente retira la nota interna que permitía la actividad de forma extraordinaria

1599
El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia de la Junta, Francisco Igea.
Publicidad

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente dejó sin efecto una nota interna de servicio a los Servicios Territoriales de Medio Ambiente de las nueve provincias de Castilla y León en la que permitía de forma puntual y extraordinaria la caza, por razones de control poblacional, de jabalí, ciervo y corzo de forma individual y del conejo si en la batida participa un máximo de cuatro personas.

Sobre la base de la prohibición de la caza y la pesca como actividad cinegética por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, de declaración del Estado de Alarma, y la supresión de actividades no expresamente autorizadas, y dado que la interpretación no adecuada de la nota interior puede generar situaciones contrarias al cumplimiento de la normativa y su finalidad, se deja sin efecto, señaló la Junta en un comunicado.

Ecologistas en Acción denunciaron esta situación y adelantaron que iban a pedir la paralización cautelar de este permiso ya que iba en contra de lo establecido en ley sobre el Estado de Alarma, al permitir la caza de conejos en grupos de cuatro personas.

Ayer, el vicepresidente de la Junta y portavoz, Francisco Igea, reconoció que la instrucción de caza que permitía esta actividad en grupos de cuatro persona generó “confusión” porque no estaba claro y ha explicado que el objetivo es prevenir plagas.

Así lo manifestó el también consejero de Transparencia en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno en la que ha comparecido, vía streaming, junto a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, para explicar la evolución del Coronavirus en la Comunidad.

Sobre la denuncia realizada por Unidas Podemos y la petición de rectificación a la Junta por permitir la caza menor en grupos de cuatro personas durante el estado de Alarma, Francisco Igea explicó que de lo que se trataba con la instrucción dada era “la previsión de plagas en la agricultura” porque hay que garantizar el suministro alimentario.

Asimismo, el portavoz de la Junta ha reconocido que la instrucción no estaba “clara” y genero “confusión” y se ha retirado, pero ha insistido en que la intención era y “se va a mantener, prevenir la aparición de plagas en el campo” para “no empeorar más un elemento esencial como es el suministro en la cadena alimentaria”.