estacion tren turrubuelo
Estación de tren de Turrubuelo. / A.M.

La reapertura del tren directo Madrid-Aranda de Duero-Burgos centra el proyecto que la Junta de Castilla y León va a mostrar al Gobierno central para destinar fondos europeos al Corredor Central Ferroviario. En la reunión mantenida por distintos representantes de los grupos políticos con la Cámara de Comercio de Burgos decidieron calificar el Corredor Central Ferroviario como acción de especial trascendencia y urgente necesidad.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Súarez-Quiñones cree que es necesario “impulsar Burgos como ciudad industrial” y que permita la reapertura del directo como parte del corredor central Algeciras-Bilbao-Pasajes, para que la ciudad burgalesa sea un enclave más del eje atlántico número 7.

Para ello, pedirán “una inversión inicial de algo más de 100 millones de euros provenientes de los fondos europeos de recuperación y resiliencia” que sirvan al menos para poder “llevar a cabo una rehabilitación inicial” y posteriormente “adaptarlo a las necesidades de los corredores europeos”.

Súarez-Quiñones pide que “el compromiso del Gobierno central sea al menos igual que con el corredor mediterráneo” al tiempo que recuerda que el retraso en el Atlántico es mayor. Por su parte, el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, ha adelantado que el compromiso de la Junta es total con este proyecto al que ha calificado de “prioritario tanto para Burgos como para Castilla y León”.