Presentación de la la I Vuelta Ciclista a Castilla y León Sub 23 y Élite
Gonzalo Santonja presenta la I Vuelta Ciclista a Castilla y León Sub-23 y Élite. / Rubén Cacho

Castilla y León se une este verano al calendario ciclista élite y sub23 a nivel nacional con la primera edición de una Vuelta que “hace Comunidad”, al pasar por localidades de siete de las nueve provincias que la conforman, y contribuye a su vez a la “valorización turística” de Castilla y León.

Así lo reflejó en su discurso, durante la presentación de la prueba, el consejero de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta, Gonzalo Santonja, que reivindicó que se trata de una prueba “de todos, hecha desde abajo” por la iniciativa del salmantino Carlos Castro y que cuenta con la colaboración de ayuntamientos, diputaciones, equipos ciclistas, empresas y la Junta de Castilla y León: “Va a tener siempre nuestro apoyo”.

Con esas palabras aseguraba Santonja la colaboración de la Junta en una carrera que “vuelve” después de muchos años y que se disputará entre los días 24 y 28 de julio, con cinco etapas en las que se pasará por localidades de hasta siete de las nueve provincias.

El director y cabeza visible de esta primera edición de la ronda, Carlos Castro, destacó la presencia de proveedores de Castilla y León, que suponen el 80 por ciento del total de los que tiene la Vuelta, así como “el talento y las ganas de hacer las cosas bien”, como demuestra el trofeo que se entregará a los ganadores, realizado por María Manuela Complementos, de San Esteban de la Sierra (Salamanca), o el cuadro para el vencedor final, obra de Ángel Gómez Mateo.

 

Primera etapa en Riaza

La carrera estará compuesta por cinco etapas, que el año que viene se espera que sean siete, y que repasó el presentador del evento, organizado en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, junto al exciclista salmantino Eladio Jiménez.

La primera etapa saldrá de la localidad segoviana de Riaza el miércoles 24 de julio, y llegará hasta el municipio abulense de Arévalo tras recorrer 138,5 kilómetros de un perfil principalmente llano, propio para ‘sprinters’, pero en el que también se atravesará un puerto de tercera, el Alto del Mirador de Zuloaga, con 2,2 kilómetros de distancia al 4,1 por ciento.

En la segunda etapa se atravesarán tres puertos de montaña, uno de ellos de primera categoría, para recorrer 116,1 kilómetros con salida en Carrascal de Barregas y llegada en San Esteban de la Sierra. La provincia de Salamanca y, en concreto, la Sierra de Francia y el Puerto de Valero, con seis kilómetros al 5,4 por ciento, definirán el primer grupo de favoritos a la victoria final.

La localidad zamorana de Fuentesaúco vivirá el viernes 26 de julio la salida de la tercera etapa con destino La Bañeza, en la provincia de León.

La etapa reina llega el sábado 27 con salida en Aguilar de Campoo y llegada al puerto de La Collada, en Brañosera. Un lugar que, probablemente, “definirá al ganador final” de la I Vuelta Ciclista a Castilla y León Élite y Sub23 tras haber atravesado, previamente, el Alto de la Varga, de segunda categoría, y el de Valle de Santullán, de tercera.

El domingo 28 los corredores que queden de entre los 140 participantes iniciales atravesarán la provincia de Valladolid, entre Tordesillas e Íscar, en una nueva etapa con dos puertos de cuarta categoría y posibles abanicos por el viento que harán que “quien gane, va a tener que sufrir”, según Eladio Jiménez.