Efectivos de la Guardia Civil en un control. / EFE

La Guardia Civil desplegará un total de 70 controles por los limites de las ocho provincias de Castilla y León que lindan con otras comunidades -todas, excepto Valladolid- y que estarán compuestos por grupos de entre ocho y diez agentes en las autovías y por un mínimo de dos en las carreteras convencionales.

Los puntos de control que se prevén con más tránsito son los de Segovia-Guadarrama, AP-1 Burgos-País Vasco y AP-66 León, límite con Asturias, según ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

Todas estas medidas están destinadas a velar por el cumplimiento de la prohibición de salir de la Comunidad a raíz de su confinamiento perimetral decretado desde las 14 horas de este viernes y hasta el 9 de noviembre.

Además, la Policía Nacional se encargará de desplegar sus agentes en las estaciones de tren y autobús en toda la Comunidad para comprobar el destino de los billetes de los viajeros o, en su caso, los documentos justificativos para abandonar el territorio autonómico.