La Consejera de Educación informó ayer en Valladolid sobre el proceso de admisión. / Rubén Cacho

Las familias de Castilla y León han realizado 15.912 solicitudes para que sus hijos de 1 a 3 años se matriculen en Educación Infantil de forma gratuita en el próximo curso escolar. Concretamente, se han registrado 9.797 peticiones para las aulas de 2 a 3 años y 6.115 para las de 1 a 2 años, que estrenan gratuidad en septiembre.

En total, los alumnos podrán ser matriculados en 643 centros, repartidos entre los 363 públicos (167 de la Junta de Castilla y León y 196 de los ayuntamientos) y los 280 privados. Al igual que el pasado curso, la Consejería de Educación adaptará una serie de espacios -aulas de 1 a 2 años- para lo que se ejecutarán obras en 81 centros públicos, con una inversión de 3,4 millones de euros.

El mayor número de solicitudes se ha producido en la provincia de Valladolid, con 4.092 plazas, seguida de las 2.547 de Burgos y las 2.336 de León. Les siguen Salamanca (2.168), Segovia (1.048), Palencia (1.060), Ávila (1.007), Soria (845) y Zamora (809).

Se trata de datos provisionales puesto que la Junta explicó que habrá nuevas posibilidades de adjudicación de plazas en los centros de Educación Infantil y Primaria, centros de Educación Obligatoria y escuelas de Educación Infantil en septiembre. Igualmente, los centros privados tienen abierto el plazo de matrícula si cuentan con vacantes.

El próximo lunes se publicará el baremo provisional que contará con un periodo de reclamaciones del 16 al 22 de este mismo mes. Las listas definitivas de adjudicación de centro se harán públicas ya el jueves 22 de junio para que las familias puedan realizar la matriculación del 23 al 29.

A la vista de estos datos, que se recogieron tras la finalización del proceso de admisión el pasado 10 de abril, la consejera de Educación, Rocío Lucas, destacó que la acogida de las familias a la ampliación de la gratuidad ha vuelto a ser “excelente”, tanto para los que deciden que sus hijos continúen sus estudios de 2 a 3 años como los que inician sus clases de 1 a 2 años. “Agradezco la confianza de las familias en el sistema educativo de Castilla y León, sobre todo en edades de 1 a 2 años, que son edades muy pequeñas y, en ocasiones, opta más por el ámbito familiar”, señaló. En estos casos, el ahorro anual para los progenitores rondará los 2.000 euros por escolar.

 

Servicios complementarios

La titular de Educación declaró que estos alumnos contarán con servicios complementarios como Madrugadores o comedores escolares, entre otros, y con las mismas bonificaciones que el resto del alumnado. Además, la Junta de Castilla y León prestará servicios suplementarios como la apertura de los centros en días no lectivos y durante el mes de julio para favorecer la conciliación familiar y laboral.

Lucas presentó estos datos en el Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Ponce de León de Valladolid, que el próximo curso contará con una unidad de 1 a 2 años y otra, de 2 a 3 años. Es uno de los colegios donde será necesario acometer obras para el curso de los más pequeños, por importe de 28.000 euros. En el conjunto de la Comunidad, la Consejería realizará trabajos durante el verano para adaptar los espacios de 81 centros públicos para las aulas de 1 a 2 años, con una inversión de 3,4 millones de euros.

La Junta estima que para atender a los nuevos niños de 1 a 2 años en los colegios públicos, dependientes de la Junta, será necesario la contratación de otros 300 técnicos de Educación Infantil. Al ser la ratio más baja de 1 a 2 años, de 13 niños por unidad, habrá que contar con el mismo personal nuevo que el curso pasado, para clases de 2 a 3 años (20 alumnos por clase), pese a que el número de matrículas es inferior.