El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page (c) junto con los presidentes de Aragón, Javier Lambán (i) y de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (d) este jueves para renovar los protocolos de colaboración sanitarios existentes para las poblaciones limítrofes en acto celebrado en Talavera de la Reina. EFE/Manu Reino

Castilla y León, Aragón y Castilla-La Mancha, tres comunidades afectadas por el problema de la despoblación, han solicitado al Gobierno central que los criterios relativos al reto demográfico sirvan de referencia para la distribución de los fondos de la UE de Nueva Generación.

Este es uno de los puntos que se incluyen en la declaración institucional conjunta que han firmado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; su homólogo de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente de Aragón, Javier Lambán, que se han reunido este viernes en Talavera de la Reina (Toledo).

Estas tres regiones también han manifestado su voluntad de constituir un grupo de trabajo conjunto para la coordinación de proyectos auspiciados por las tres comunidades autónomas que puedan concurrir a la captación de los fondos europeos para la recuperación y la resiliencia.

Asimismo, han acordado convocar a las ocho comunidades autónomas que integran el Foro de Regiones Españolas con Desafío Demográfico (Fredd) y que son Galicia, Asturias, Cantabria, La Rioja, Extremadura, Aragón, Castilla y León y Castilla-La Mancha.

En este encuentro también se han renovado los protocolos de colaboración sanitarios para las poblaciones limítrofes con objeto de ampliar el marco de cooperación entre la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el Gobierno de Aragón y la Junta de Castilla y León, a través de sus respectivos servicios públicos de salud, para la prestación de asistencia sanitaria incorporando la vigilancia epidemiológica de la salud en el contexto de la covid-19.