La Comunidad cierra con Cabero la renovación en instituciones propias

El salmantino será el nuevo presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León

43
El nuevo presidente del Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León, Enrique Cabero. / efe
Publicidad

La toma de posesión ayer del salmantino Enrique Cabero como nuevo presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León cerró el ciclo de renovación en las instituciones propias de la Comunidad que arrancó ya al final de la legislatura pasada.

Con la incorporación de Cabero, en sustitución del actual consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, es reciente el cambio en la dirección de instituciones como el Procurador del Común (Tomás Quintana), el Consejo Consultivo (Agustín Sánchez de Vega) y el Consejo de Cuentas (Emilio Amilivia).

El nuevo presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León tomó las riendas de esta nueva responsabilidad con el convencimiento de que, a pesar de ser formalmente considerado como “experto”, llega con el afán de “aprender” y colaborar con quienes llevan más tiempo en él.

En el acto institucional celebrado en las Cortes, acompañado de los presidentes del Ejecutivo, Alfonso Fernández Mañueco, y del Legislativo, Luis Fuentes, Cabero ironizó con el hecho de que asume esta responsabilidad como una especie de “enseñanza de postgrado” y agradeció la unanimidad de su elección en el seno del CES y la amplia mayoría cosechada en las Cortes.

“Es una gran responsabilidad, espero estar a la altura”, resumió Cabero, quien vio la presencia y apoyo de las dos principales autoridades de la Comunidad como un “respaldo muy importante” para el órgano que preside. “No tengan duda, vamos a trabajar para prestar un servicio público a Castilla y León y a España”, resumió.

Cabero se centró en subrayar las “grandes potencialidades” que tiene Castilla y León en diversas materias, con puntos de apoyo como ser origen del parlamentarismo y el surgimiento de la universidad en España y por extensión Iberoamérica, con el conocimiento como “motor de desarrollo, de igualdad y de libertad”.

El sector primario, con su extensión a la agroalimentación, y el industrial, especialmente vinculado en Castilla y León con la automoción, son en opinión de Cabero puntales de desarrollo económico al que debe contribuir también una apuesta por convertir a esta Comunidad en “la gran fachada atlántica” por medio del corredor que conecte con Europa.

El castellano es, en palabras de Cabero, “otro de los tesoros de Castilla y León”, que debe aunar factores como la cultura, el patrimonio y el conocimiento para convertir a la Comunidad en un “lugar idóneo para crecer” en materia de empleo e igualdad, apoyada en el Diálogo Social.