Junta y Gobierno luso concretarán el proyecto Duero-Douro como eje de dinamización antes de fin de año

Herrera y Nunes Correira firman el Memorando de entendimiento, un documento «de gran valor político» que refuerza la colaboración iniciada entre ambos territorios en el año 1990

0

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y el ministro de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Desarrollo de la República de Portugal, Francisco Nunes Correira, se comprometieron ayer a elaborar, antes de fin de año, el contenido del proyecto Duero-Douro que ambos coincidieron en definir como un eje de dinamización económica y turística que beneficiará a ambos territorios.

Éste es uno de los principales puntos sobre los que se asienta el Memorando de entendimiento que suscribieron ambos mandatarios, junto con los presidentes de las comisiones de Coordinación y Desarrollo Regional de las regiones Centro y Norte de Portugal, Alfredo Rodrigues Marques y Carlos Cardoso Lage, respectivamente. Herrera adelantó que dos de los aspectos fundamentales en los que se trabajará son, por un lado, definir cómo la llamada Cúpula del Agua, que está prevista en la provincia de Salamanca, se puede transformar en un elemento de unión entre Castilla y León y la región Centro, incluso abordándolo de forma compartida de modo que pudiera ser gestionada por una Agrupación Europea de Cooperación Territorial, lo que implicaría mayores oportunidades para lograr financiación adicional procedente de la Unión Europea.

En segundo lugar, se refirió a la importancia de valorar la recuperación con fines turísticos de la línea férrea entre Pocinho y Salamanca, otro de los proyectos emblemáticos del eje del Duero. Herrera precisó que es algo sobre lo que hay que trabajar, ya que supondrá una «inversión importante», superior a los 80 millones.

Los dos mandatarios coincidieron en el mensaje de que el Memorando de entendimiento supone avanzar hacia la «cooperación de segunda generación» que se sustenta en la mejora de la prestación se servicios de proximidad a la población de La Raya y en el aprovechamiento de los recursos de forma conjunta. Se trata, insistió Nunes Correira, de un «nuevo concepto de cooperación transfronteriza» que supone impulsar infraestructuras entre dos zonas de frontera. Por su parte, Juan Vicente Herrera destacó el «valor político» de este proyecto, que refuerza la colaboración iniciada entre ambos en 1990.

Además del Duero-Douro el texto también se sustenta en el MIT (Movilidad, Innovación y Transporte), así como en los llamados servicios de proximidad. En este último aspecto los dos gobiernos trabajarán para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos que viven en el territorio fronterizo, mediante la prestación de servicios esenciales, fundamentalmente en educación, por medio de la formación e intercambio de profesores y alumnos, y en sanidad, a través de atención primaria en zonas de frontera.

También, se trabajará en Protección Civil y en empleo, a través de la movilidad transfronteriza, la formación y el trabajo común en oficinas y centros de empleo; así como en servicios sociales.

Otro de los ejes del acuerdo aborda la necesidad de coordinar y armonizar actuaciones para facilitar la participación en programas nacionales y europeos, mediante la puesta en práctica de iniciativas, proyectos y propuestas de cooperación. Asimismo, aboga por impulsar las infraestructuras, a través del corredor Irún-Oporto-Lisboa o el eje multimodal Portugal-España-Europa. Por ello, consideran fundamental impulsar el desarrollo del proyecto MIT, que se localiza directamente sobre el eje Aveiro, Viseu, Guarda, Salamanca, Valladolid y Burgos, para valorizar este territorio.

Con ello se procurará impulsar la conversión del eje transeuropeo en un eje intermodal, buscando sinergias entre plataformas logísticas de Castilla y León y puertos portugueses, una red de experiencias turísticas de calidad, con vistas a la dinamización específica del turismo activo y de naturaleza y del turismo gastronómico y ecoturismo; poner en valor los parques naturales fronterizos y la oferta turística conjunta; la constitución de una red de ciudades sostenibles a lo largo de este eje, y conformar una red de redes ya constituidas en el ámbito de la empresa y la universidad.