Interceptado en la A-1 con 20 kilos de hachís en el coche

La Guardia Civil detuvo en la A-I, a su paso por la comarca burgalesa de La Ribera, a un hombre de 41 años como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas, tras encontrar más de 20 kilos de hachís en el vehículo que conducía.

Según ha informado este martes la Subdelegación del Gobierno, los hechos ocurrieron a las 17:25 horas del pasado domingo 23 de enero dentro de un dispositivo policial desplegado en la autovía A-I por personal de la Comandancia de Burgos.

Una patrulla observó que una furgoneta que circulaba sentido norte frenaba y maniobraba de manera brusca, con la intención de abandonar la autovía por el carril de salida, al percibir la presencia policial.

Sin embargo, acto seguido volvió a la calzada principal para acelerar y continuar la marcha en el sentido inicial; y más adelante el vehículo fue interceptado y su conductor y único ocupante, que mostró un inusual nerviosismo, fue identificado.

Un primer registro del interior del maletero permitió descubrir varios paquetes y un segundo, más pormenorizado y en dependencias de la Guardia Civil, sirvió para localizar varios paquetes más, hasta completar 36 bultos escamoteados entre los asientos y los paneles de las puertas.

Una vez abiertos, se comprobó que cada paquete estaba dividido a su vez en cinco ‘tabletas’ más pequeñas, de una sustancia compatible en olor, color y textura con el hachís. En total arrojaron un peso de 20.400 gramos de droga, que ha sido aprehendida.

También se ha intervenido el vehículo en el que se transportaba y 655 euros localizados entre las pertenencias del conductor.

El conductor ha sido detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y junto con las diligencias instruidas ha sido presentado en el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Aranda de Duero, cuya titular ha dictaminado el ingreso en prisión provisional sin fianza en el Centro Penitenciario de la capital burgalesa.