cyl2 1 WEB
Fotografía de archivo de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), cerrada desde 2013./ EFE

La Junta de Castilla y León ha dejado en manos de los propietarios de la central nuclear de Santa María de Garoña, en Burgos, cerrada definitivamente en julio del 2013, la iniciativa para que planteen su reapertura y viabilidad, que luego debería pasar por todos los trámites legales, incluido el informe del Consejo de Seguridad Nuclear. Así lo detalló el portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

El grupo parlamentario de Vox, uno de los dos partidos que forman parte del Gobierno autonómico, presentó una proposición no de ley para pedir al Gobierno central un estudio de viabilidad sobre la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña, actualmente en fase de desmantelamiento por parte de su propietaria Nuclenor (Iberdrola y Endesa), en la que planteó como “viable” esta alternativa como “solución temporal”, aunque añadiendo que su preferencia es instalar en el mismo lugar un nuevo reactor nuclear.

La propuesta que la Junta remitió al Gobierno pasa por “dar continuidad a las centrales que están en vigor”

“Tienen que ser los propietarios los que decidan”, insistió el portavoz de la Junta, que matizó que la propuesta en materia energética que el Ejecutivo autonómico ha remitido al Gobierno de España pasa por “dar continuidad a las centrales que están en vigor”, lo que excluiría a la planta de Garoña, que el próximo año comenzará su proceso de desmantelación.

Por este motivo, desde la Junta se reiteró que no está dentro de sus competencias decidir sobre un ámbito en el que “son los propietarios los que tienen que tomar sus decisiones”, en este caso, Iberdrola y Endesa, que hasta el momento no se han puesto en contacto con la Junta para abordar esta cuestión, reconoció Carriedo.

LAS TÉRMICAS, TAMPOCO

Tampoco se ha puesto en contacto ninguna de las propietarias de las centrales térmicas de la Comunidad, a pesar de que ayer la Junta se mostró partidaria de volver a enganchar estas centrales de quema de carbón a la red eléctrica, ya que “algunas de ellas fueron desconectadas hace solo unos meses”, argumentó Carriedo.

Asimismo, preguntado por si la Junta estaría dispuesta a tramitar algún tipo de ayuda para la reapertura de la central de Garoña, Carriedo respondió que no quiere “adelantar acontecimientos” por su parte, ya que primero “deberían conocer el expediente” de haberlo.
Finalmente, en cuanto a la conferencia sectorial de energía que se llevó a cabo ayer, la Junta celebró que el Gobierno de España se haya avenido a incluir dentro de sus futuras medidas de ahorro energético algunas propuestas realizadas desde las Comunidades Autónomas, como la bajada del IVA del gas.