El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio visita el humedal de Bodón Blanco por el Día Mundial de los Humedales
El Consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio visitó ayer el humedal de Bodón Blanco. / Leticia Pérez

El consejero de , Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, anunció ayer el inicio de la tramitación para ampliar el catálogo regional de Zonas Húmedas de Interés Especial e incorporar, al menos, 70 más y alcanzar las 367, a la vez que resaltó que desde 2023 la Junta ha invertido 1,8 millones de euros para garantizar la conservación de unos ecosistemas “esenciales”.

Suárez-Quiñones, que realizó estas declaraciones durante una visita al humedal de Bodón Blanco, en la localidad vallisoletana de Bocigas, con motivo del Día Mundial de los Humedales, explicó que la Junta ha abierto en el Portal de Gobierno Abierto a la consulta pública dos procedimientos para actualizar su normativa en esta materia. El objetivo de la primera iniciativa es renovar el catálogo de zonas húmedas a partir de los estudios realizados en los últimos años. En la actualidad tiene ‘etiquetados' 297 zonas húmedas y en esta nueva fase ya una preselección con 70 nuevas zonas húmedas de variada tipología y ubicadas en todas las provincias.

Además, también se quiere poner en marcha un nuevo programa de actuaciones sobre estos espacios, se pretende mejorar la conservación de este patrimonio natural, regulando distintas medidas de gestión y protección, desde la colaboración entre administraciones.
Suárez-Quiñones advirtió de la necesidad de conservar los humedales, que están desapareciendo a un ritmo tres veces más rápido que los bosques y aseguró que invertir en el uso sostenible de los humedales significa invertir en el futuro de la humanidad y explicó que la restauración de los humedales es esencial para superar la crisis del clima y la biodiversidad.

Indicó que gracias a los fondos europeos Next Generation-EU del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, la Consejería de Medio Ambiente ya ha puesto en marcha a lo largo del 2023 varios proyectos como la mejora hidráulica y de inundabilidad de la laguna de La Nava (Palencia), con una inversión de 353.113 euros, el restablecimiento de balance hídrico y compatibilización de la ganadería en zonas húmedas del parque natural Lago Sanabria y sierras Segundera y de Porto (Zamora), con 200.771 euros o la compra de terrenos como la Finca Hoya Moros (Candelario) por 280.000 euros, o varias parcelas en la reserva natural Lagunas de Villafáfila por 629.750 euros, lo que elevan a 646 hectáreas las adquiridas por la Fundación Patrimonio Natural con una inversión de 981.668 euros.

Con estas acciones y las que se pondrán en marcha en los próximos meses, la inversión que realizará la Consejería para la protección de estos lugares se elevará a 1,8 millones de euros.

El Bodón Blanco es una zona húmeda catalogada de interés especial desde el año 1994 y cuya conservación ha aunado los esfuerzos de todas las administraciones.