Incendio Riofrio de Aliste en Zamora
Varias columnas de humo emergen de una zona forestal este jueves durante un incendio declarado cerca del término municipal de Riofrío de Aliste, en Zamora. EFE/Mariam A. Montesinos

Los medios de extinción de incendios forestales han vivido una complicada noche en la zona de la reserva de caza de la Sierra de la Culebra, en la provincia de Zamora, donde se han registrado una decena de incendios por los rayos caídos en una tormenta y ha sido necesaria la intervención de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

El fuego de mayor peligrosidad se ha localizado en Sarracín de Aliste, un anejo del municipio de Riofrío de Aliste, y a las dos de la madrugada de este jueves fue declarado de nivel dos en una escala de peligrosidad ascendente que va de cero a tres, han informado a Efe fuentes de los medios autonómicos y estatales de extinción.

Dichas fuentes han precisado que ese nivel se debió a la acumulación de incendios que han afectado a extensiones importantes de masas forestales arboladas y no a que corran peligro poblaciones o haya habido cortes en carreteras nacionales.

La Sierra de la Culebra es una zona de pinares en los que se han localizado la mayoría de los focos de la decena de incendios forestales a los que han tenido que hacer frente los servicios de extinción.

Los fuegos han sido provocados todos ellos por las tormentas con fuerte aparato eléctrico caídas anoche en una zona comprendida principalmente entre las localidades de Sarracín de Aliste, Ferreras de Abajo y Ferreras de Arriba, según dichas fuentes.

Siete medios aéreos

Siete medios aéreos de extinción de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) se han incorporado a las labores de extinción de los incendios que asolan la reserva de la Sierra de la Culebra en Zamora.

Hasta el lugar se han desplazado cuatro helicópteros del operativo autonómico de extinción y tres aviones anfibios del Miteco con el fin de sofocar los incendios que se encuentran activos en pinares de esa reserva de caza de la provincia de Zamora, cuna del lobo ibérico y en la que abundan también otras especies de fauna como ciervos y corzos.