Imagen de una de las actividades que amenizan las jornadas de la bienal.
Imagen de una de las actividades que amenizan las jornadas de la bienal. / Leticia Pérez

La viceconsejera de Acción Cultural, Mar Sancho, inauguró ayer en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid la XIII Bienal Ibérica de Patrimonio Cultural (AR&PA), que hasta el próximo domingo, 13 de noviembre, reúne 64 expositores de 61 entidades, que presentarán una treintena de proyectos singulares relacionados con la materia. En su intervención, Sancho subrayó que se trata de “un sector de actividad económica con relevancia”, y adelantó los datos de un informe que se presentará en este foro, según el cual “por cada millón de euros que se invierte en patrimonio se crean 225 empleos”. “Eso supone que con los 30 millones que habitualmente invertimos en patrimonio todos los años se crean en Castilla y León 6.754 empleos, de los cuales 1.050 están directamente vinculados a esos bienes culturales”, explicó.

En ese sentido, detalló que en la Comunidad “hay 250 entre empresas fundaciones y centros tecnológicos que están trabajando en el ámbito del patrimonio, 160 de los cuales pertenecen al ámbito privado”, y defendió que “no es un empleo cualquiera sino de calidad, en el cual el 32por ciento son titulados superiores, el 23 por ciento también tiene titulaciones importantes y un 50 por ciento es personal cualificado”. “Además, el 30 por ciento de la inversión permanece en el lugar donde están ubicados los bienes patrimoniales, que en buena parte de los casos están en el medio rural”, añadió aludiendo a un estudio que la Junta está desarrollando junto con el Clúster de Hábitat Eficiente (AIECE) para diagnosticar todo ese “importante rol que no se aprecia habitualmente” en el patrimonio de Castilla y León.

La viceconsejera se congratuló de que los asistentes a AR&PA podrán participar en más de 200 actividades, y señaló que el certamen está dirigido a tres colectivos: las escuelas, centros de restauración y conservación de la Comunidad; el ámbito universitario; y los niños y jóvenes. Además, el XIII Congreso Internacional de Patrimonio Cultural, con el lema ‘Repensar el patrimonio cultural en un mundo digital y en crisis', invitará a la reflexión sobre “cómo las instituciones deben enarbolar la protección al patrimonio y el entronque con lo digital, donde las nuevas tecnologías son un aliado fundamental no solo para el diagnóstico, sino también para la conservación, proyección y accesibilidad”.

Nuevas tecnologías

Respecto a las nuevas tecnologías, Sancho aludió al proyecto CAR-CYL para la Caracterización de Bienes del Patrimonio Cultural de Castilla y León, que busca impulsar acciones para la conservación del patrimonio cultural a través del estudio, análisis y caracterización como elemento básico en la toma de decisiones. Se trata de una propuesta “vinculado a la innovación, donde el entronque entre patrimonio y digitalización abre una perspectiva importante al emprendimiento y a la creación de nuevas empresas”.