francisco igea ciudadanos
El procurador electo por la provincia de Valladolid, Francisco Igea durante una rueda de prensa celebrada este jueves para valorar los resultados electorales. / EFE - NACHO GALLEGO

Un «gran pacto» que permita un gobierno estable capaz de afrontar los problemas estructurales de una Castilla y León «en la encrucijada», entre ellos la demografía, industria e infraestructuras, ha planteado este jueves el procurador de Cs Francisco Igea, exvicepresidente y portavoz de ejecutivo autonómico.

La abstención del PSOE para permitir una investidura del candidato del PP, Alfonso Fernández Mañueco, «es un paso y los caminos se hacen dando pasos», ha explicado Igea durante una rueda de prensa en la que ha confirmado su continuidad, ha repudiado a Vox, ha rehusado un voto favorable de Cs a la investidura de Fernández Mañueco y rechazado de plano una repetición de las elecciones fruto de un desacuerdo.

«¿Por qué es imposible que lo que se hace en Alemania se haga en Castilla y León? Tenemos la oportunidad de dar un ejemplo a nuestro país de cómo se hacen las cosas«, ha añadido Igea, quien ha ofrecido su disposición, sobre las premisas expuestas, a sumar una mayoría «lo más amplia posible» pero «sobre programas y no sobre personas».

En todo caso, ha rechazado la posibilidad de una repetición electoral: «de ninguna manera» porque «no se pueden tirar los dados hasta que salga el resultado que convenga», ha precisado en referencia a la obligación del PP, como ganador de los comicios aunque por escaso margen sobre el PSOE, de conformar un gobierno.

Los gobiernos «tienen que durar cuatro años, con mayorías sólidas», los ciclos electorales «no pueden depender de intereses, encuestas o la sociología del día: eso es inadmisible», ha apuntado antes de interpelar al PP para que adopte una decisión sobre si va a pactar con Vox o explorar otras vías sin el apoyo de este partido.

El PP «tiene que hacerse mayor y decidir si quiere mayoría en un sitio o en otro, pero no pueden marear más a los ciudadanos de Castilla y León y del país, que diga si tiene más acuerdos programáticos con Vox o con el resto, pero no puede jugar al ratón y al gato un día sí y otro no dependiendo de los intereses en Andalucía», ha proseguido.

Tanto Pablo Casado, presidente nacional del PP, como Teodoro García Egea, secretario general del partido, «están jugando con los intereses de los ciudadanos de forma permanente», también sus «problemas internos» con «navajazos que nos están salpicando a todos», ha abundado.

Al referirse a Vox, partido que ha obtenido 13 de los 81 procuradores en liza, Igea ha despreciado cualquier conversación o pacto con una formación «que lo primero que propone es dejar en las cunetas a las víctimas de las represiones extrajudiciales» durante la Guerra Civil: «eso dice mucho», ha subrayado en este punto.

Sobre el «gran pacto» con acuerdos programáticos, que ya defendió Igea durante la campaña electoral, ha admitido que es algo que parece como «un cuento de hadas», pero ha insistido en que «se pueden cambiar las cosas» a partir de coincidencias entre todos sobre determinados asuntos como la despoblación, la industria y la «necesaria reforma» de la atención sanitaria en el medio rural: «necesitamos medidas urgentes», ha remachado.

Sobre los resultados de Cs en las elecciones autonómicas, en las que ha pasado de doce a un procurador, el único objetivo cumplido ha sido el parlamentario electo por Valladolid, el propio Igea quien, a petición de su partido después de poner él su cargo a disposición, continuará al frente del mismo en Castilla y León.

Igea, una vez más, no ha entendido la «innecesaria, injustificada y estúpida» convocatoria anticipada de unas elecciones que han dejado a Castilla y León «en una situación muy difícil», parada durante tres meses y sin presupuestos».

«No vamos a votar a Mañueco como presidente, a una persona que ha puesto en riesgo a la comunidad autónoma, que ha mentido y difamado, deshonesto y desleal, que además es estúpido, y ha tirado por la borda los presupuestos», ha recalcado antes de concluir.