francisco igea vicepresidente de la junta
El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, atiende a los medios de comunicación antes de acudir al acto de investidura de Franz Timmermans como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Salamanca. EFE/J.M.GARCÍA

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha asegurado este viernes que pone su mano “en el fuego” por que el presidente del Ejecutivo autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, “no tiene en su mente convocar elecciones” y ha señalado que, si alguien lo busca en una campaña de desestabilización, “puede esperar sentado”.

En declaraciones a los periodistas, antes de participar este viernes en el acto de investidura como doctor honoris causa por la Universidad de Salamanca (Usal) a Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, Igea ha indicado que lo que interesa a esta Comunidad Autónoma y a sus ciudadanos “es tener un buen Gobierno y que sea estable”.

Igea ha pronunciado estas palabras al ser preguntado por la situación que atraviesa el Ejecutivo autonómico tras aflorar las discrepancias entre el PP y Cs por la votación del pasado martes en las Cortes de una propuesta del PSOE para retirar la reforma sanitaria que impulsa la Consejería de Sanidad, dirigida por Verónica Casado, nombrada por Cs.

En este sentido, ha explicado que el Gobierno que comparte con el PP se ha mostrado “capaz de gestionar momentos difíciles, de aprovechar las oportunidades, de generar nuevas dinámicas en políticas de empleo, culturales o de sanidad, afrontando la crisis más complicada, desde el punto de vista sanitaria”.

Por ello, ha indicado que este es un “buen Gobierno para los ciudadanos” y ante la posibilidad de que “alguien plantee otra alternativa”, en referencia a una posible moción de censura, “se tiene que plantear con otro mejor Gobierno y en estos momentos, eso no lo hay”.

Igea ha reconocido que se ha producido la primera discrepancia entre los dos partidos de Gobierno, que él ha definido como “un malentendido”, y que se ha solucionado en el Consejo de Gobierno “hablando y dialogando con franqueza”.

“No hacemos una estrategia por la tarde o la noche para apuñalar por la mañana. Eso no lo hacemos. Y no lo vamos a hacer. Puedo empeñar mi palabra en que nosotros no haremos eso. No somos así. Yo no soy así”, ha agregado.

También ha querido “poner la mano en el fuego” por lo que ha dicho el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que “no está en su mente convocar las elecciones autonómicas”.

“Y por eso pongo la mano en el fuego. Yo ejerzo portavoz del Gobierno y lo que ocurrió ayer y lo que hablamos es que no está en nuestra mente convocar elecciones“, ha sentenciado.

Preguntado por las declaraciones del exvicepresidente de la Junta y concejal del PP en Valladolid, José Antonio de Santiago-Juárez, en las que pedía la dimisión de Igea, este ha respondido: “no sé de qué me habla”.