Publicidad

El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, pidió a la población que extreme las medidas de precaución y evite viajar a lugares de alta incidencia en coronavirus advirtiendo que Aragón o Cataluña “están bastante más cerca de lo que estaba Bérgamo” al inicio de la pandemia. El vicepresidente de la Junta explicó a los periodistas este lunes en Carrión de los Condes (Palencia) que Castilla y León “sigue siendo una de las comunidades con menor incidencia acumulada de toda España, a pesar del “pequeño repunte” que se produjo esta semana.

Igea indicó que en este momento hay brotes y episodios con una incidencia elevada en Aragón, Zaragoza, Lérida y Cataluña y recordó a la población que “esto está bastante más cerca de lo que estaba Bérgamo cuando empezó todo”. Por ello, pidió que se extremen las medidas de precaución, que se evite viajar a lugares de alta incidencia y que se sigan los consejos y recomendaciones, asegurando que si la incidencia empezara a subir de manera progresiva, la Junta de Castilla y León “irá tomando medidas”.

De momento, Igea explicó “a Castilla y León le ha ido bien” ya que está cuatro veces por debajo de la media nacional en incidencia acumulada lo que demuestra, según dijo, que “el esfuerzo y la estrategia ha ido bien, pero no quiere decir que no pueda volver a pasar”.

CASTILLA Y LEÓN, EN EL CUATRIL

Además, aseguró que Castilla y León es una de las comunidades españolas que más rastreadores tiene y está en el cuatril de las comunidades con más rastreadores por habitante, por lo que todo está funcionando bien y, de momento, no hay problemas de rastreo. “Estamos siendo capaces de rastrear todos los casos de una manera segura y realizando un numero suficiente de PCR por cada caso sospechoso”, afirmó, reconociendo que esto no quiere decir que se puedan producir problemas por lo que ha insistido en la necesidad de “evitar aglomeraciones y situaciones de riesgo”.

“No tenemos un problema grave con los rastreadores, todo lo contrario estamos entre las comunidades que mayor numero de rastreadores tiene por habitante”, dijo Igea. Asimismo, aseguró que “el control y la trazabilidad están funcionando de una manera bastante razonable” y que todos los brotes se han podido “controlar y trazar adecuadamente” por lo que ha querido trasladar un mensaje de tranquilidad.

“De momento, no nos preocupa”, aseguró, matizando a continuación que la Junta sí está preocupada por algunas zonas como el ocio nocturno y las aglomeraciones y advirtió de que “episodios de supercontagio” como los ocurridos en otras zonas “pueden poner en riesgo la capacidad de trazar los casos” por lo que pidió, sobre todo a los jóvenes, que mantengan la distancia de seguridad. “Nadie es inmune, nadie es inmune a acabar en una Unidad de Cuidados Intensivos, nadie es inmune a acabar intubado en un hospital y nadie es inmune a trasmitir la enfermedad a su padre o su abuelo y que esto tenga un desenlace fatal”, advirtió.

“Es una cuestión de responsabilidad individual”, añadió, reconociendo que en Castilla y León hay “un elevado sentido de la responsabilidad” y que la gente está cumpliendo las normas “de manera adecuada”.