Rueda de prensa del procurador de Ciudadanos Francisco Igea. Miriam Chacón / ICAL
Rueda de prensa del procurador de Ciudadanos Francisco Igea. Miriam Chacón / ICAL

El procurador electo de Ciudadanos, Francisco Igea, ofreció hoy su voto al candidato que presente el Partido Popular a la Presidencia de las Cortes para evitar el pacto con Vox o que esta formación dirija la segunda institución de la Comunidad, pero de no ser así expresó que su “sí” iría para la socialista Ana Sánchez.

“No es razonable desde el punto de vista político e institucional que las Cortes se queden en manos de Vox, en el extremo, en un partido que no cree en Europa y deslegitima al contrario”, argumentó Igea en una rueda de prensa cuando faltan menos de 24 horas para la elección de la nueva mesa del Parlamento de la Comunidad y no se conozca todavía lo que puede ocurrir.

Con esta posición anunciada a través de los medios de comunicación, pero que trasladará en privado a los otros partidos, manifestó que quiere “llamar a la reflexión” porque considera que en este momento “todo es posible”. “Todas las sumas son posibles”. “Hay que elegir la opción menos mala”.

Así, explicó que en la primera votación -se necesita mayoría absoluta para ser elegido- se abstendría ante un candidato del PP -aun no anunciado- y la candidatura del PSOE, que presenta a Ana Sánchez, eso siempre que populares y Vox no tuvieran un pacto, en cuyo caso su voto sería para la socialista.

De haber una segunda votación, ofreció su voto favorable al PP, al que animó a presentar candidato, que sería para él “la opción menos mala”, pero en ese supuesto su posición estaría condicionada por la decisión que adopten Soria ¡Ya! y Por Ávila, dado que UPL ya avanzó su abstención y Podemos su voto al PSOE.

Igea calificó de “sorprendente” la estrategia del PP, que ha centrado en Vox y Soria ¡Ya! Mientras que Alfonso Fernández Mañueco “dedicó quince minutos” a Luis Tudanca, y criticó “la actitud infantil” de Vox por anteponer los cargos al programa y no al revés, como afirmó que hizo Ciudadanos en el pacto de julio de 2019. “Sí no me da lo que dio al otro niño, no juego”, expresó de manera gráfica.

Así, llamó a la moderación de los partidos en estas horas hasta la sesión de mañana y recalcó que “no tiene sentido” que la segunda institución de Castilla y León esté en manos de un partido antieuropeo y en “el extremo”, lo que en su opinión “inhabilita” a Vox para presidir las Cortes.

También, informó de que esta mañana ha hablado con el secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, para pedirle de nuevo que se abstenga para que Vox no entre en el Gobierno de la Comunidad porque “no sería beneficioso” en un momento que habrá “una crisis sin precedente, más inflación y paro” por la invasión de Ucrania.

De la estratega que ve en el PP, Igea sacó como conclusión que “parece” que el PP “ha decidido juntarse con Vox” en las Cortes y en la Junta en un “ejercicio de absoluta irresponsabilidad”. “No es una buena opción”, resumió, para recordar que si Ciudadanos ha pedido a Sánchez que cese a los ministros de Podemos, también reclama a Fernández Mañueco que “no introduzca en la Junta a quien alienta una postura antieuropea”.

“Vienen meses muy complicados, más difíciles que los vividos por la pandemia”, razonó Igea, convencido de que el resto de partidos no pueden dejar las Cortes en manos de Vox y que en la Junta entren “los pirómanos”, si bien reconoció que el PSOE “no está por la abstención”, lo que consideró comprensible cuando “Mañueco dedicó menos de 15 minutos a Tudanca”.