francisco igea vicepresidente de la junta avila
El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea (c), atiende a los medios durante su participación en una jornada de trabajo para analizar la situación de la industria en la comunidad, organizada por Jóvenes Ciudadanos (JCs), este sábado en la plaza del Mercado Grande de Ávila. EFE/ Raúl Sanchidrián

El vicepresidente, portavoz y consejero de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha subrayado este sábado que la reforma sanitaria en la Comunidad planteada por la Consejería “no puede aplazarse” y ha avisado al PP de que Cs es “socio de Gobierno, no súbdito”.

“No vinimos a no hacer nada. Hay una serie de reformas que son improrrogables y no vamos a seguir dando patadas hacia delante”, ha expresado el vicepresidente a los medios en un acto celebrado en Ávila en el que sí que ha reconocido que en reformas de este calado es bueno lograr un “consenso”.

No obstante, Igea ha argumentado que la búsqueda de este consenso político no puede derivar en “parálisis”, de modo que ha instado al líder de la oposición, el socialista Luis Tudanca, a poner en la próxima reunión que mantendrá con la Consejería de Sanidad “propuestas concretas”.

“No queremos oír hablar de frases huecas o de demagogia. Es la hora de las propuestas”, ha incidido el portavoz de la Junta, quien ha pedido así a los socialistas que “dejen de engañar a la gente y de decir lo conservadores que son”.

Y es que, para Igea, el PSOE de la Comunidad debe empezar a mostrarse como “un partido progresista, si es que lo es”, ya que “quieren que todo siga igual”. “Igual también quiere seguir permaneciendo en la oposición otros 30 años y en eso sí que les podemos ayudar”, ha apostillado.