El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea. / efe
Publicidad

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, insistió en el “fracaso” de la huelga de empleados públicos que se celebró este miércoles y que según los datos aportados por el Ejecutivo únicamente secundó el 4,51 por ciento, tras lo que lamentó el interés de quienes han alentado “desde atrás” una huelga a cuatro días de elecciones.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno Igea insistió en que desde la Junta quieren ser “rigurosos” con las cifras e invitó a los sindicatos a que ofrezcan datos de forma detallada. En concreto, explicó que por seguimiento de huelga habrá un total de 2.916 nóminas con descuentos y aclaró que habrá gente que no asistió el miércoles a su puesto de trabajo por estar de descanso o vacaciones que sí cobra, por lo que no se contabilizan por la huelga.

“Son datos objetivos y rigurosos”, detalló Igea, quien insistió en que “cualquiera que tenga otros datos que los comuniquen para poder contrastar”. “La incidencia pone a cada uno en su sitio”, zanjó.

Responsabilidad

En este sentido tildó de “fracaso” la incidencia de la huelga y aseguró que se ha demostrado el elevado grado de “responsabilidad y compromiso” de los empleados públicos con los ciudadanos, tras lo que aseguró que desde la Junta son conscientes de que el hecho de no haber secundario la huelga no significa que estén satisfechos con las acciones de la administración, un punto en el que aseguró estar preocupado por el “desapego” de los empleados públicos. “Vamos a intentar traer mejoras reales”, aseveró.

“Quienes quisieron huelga alentados por los partidos políticos a cuatro días de las elecciones hoy se dan de bruces con la realidad”, destacó.

No obstante, Igea consideró “justas” las reivindicaciones de los sindicatos, por lo que aseguró que desde la Junta no se va a dejar de trabajar para la puesta en marcha de la jornada de 35 horas en “igualdad” y recordó ante los medios de comunicación durante la rueda de prensa que se ofreció la posibilidad de instaurar esta jornada a 31 de marzo.