El vicepresidente de la Junta de Castilla y Léon, Francisco Igea (d), que realizó este miércoles una visita institucional al Consejo de Cuentas, acompañado del presidente de la institución, Mario Amilivia, antes de la reunión mantenida. EFE/ A. Alvarez
Publicidad

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha afirmado este miércoles que el gobierno autonómico “no va a romper nunca la cuerda” y que llegará a un acuerdo con los agentes sociales a los que ha pedido que “no se cierren al diálogo” y entiendan la situación actual.

“Necesitamos a todos los que puedan aportar”, por lo que “cerrarse al diálogo o hacerlo algo exclusivo no es una buena idea”, ha afirmado Igea, en respuesta a los periodistas durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Palencia con motivo de su visita institucional al Consejo de Cuentas de Castilla y León.

Ha reiterado su llamamiento a “la apertura al diálogo” coincidiendo con la reunión del Consejo del Diálogo Social, que se ha celebrado a primera hora de este miércoles y que estaba marcada por las últimas discrepancias entre la Consejería de Empleo e Industria y los agentes sociales, los sindicatos UGT y CC.OO, y la empresarial CECALE.

Al respecto, Igea ha reconocido que la ley de Dialogo Social ha sido un instrumento “muy útil” para la sociedad, pero también ha reiterado, como se ha planteado en las reuniones con los agentes sociales, que en las circunstancias actuales Castilla y León necesita “el esfuerzo y la inteligencia de todos”.

Por eso ha asegurado que el Gobierno de Castilla y León está dispuesto a escuchar y a dialogar, y que “no va romper nunca la cuerda”, pero ha subrayado que tampoco va a renunciar a lo que es esencial en esta situación para sacar adelante a la comunidad autónoma.

En concreto, se ha referido a la necesidad de “empezar a pensar fuera de la caja” y dejar de hacer lo de siempre, optando como han hecho los gobiernos anteriores, ha dicho, por los recortes “puros y duros” sin acometer las reformas necesarias para afrontar el futuro económico e industrial de la comunidad.

“Estoy seguro de que vamos a llegar a un buen entendimiento con los agentes sociales porque son esenciales y no podemos hacerlo sin ellos”, ha concluido no sin reconocer que dialogar desde posiciones distintas siempre es complicado.