Una explosión de gas en una vivienda de dos pisos situada en el número 21 de la calle Alcón de Ponferrada provocó en la madrugada de hoy el colapso de la cubierta y de la fachada de la segunda planta. Según fuentes del entorno, el único inquilino del inmueble ya ha confesado haber sido el causante de la deflagración y se encuentra en dependencias policiales a la espera de pasar a disposición judicial. De acuerdo con las mismas fuentes, el hombre iba a ser desahuciado de la vivienda.

Según explicaron fuentes de los Bomberos de Ponferrada, el suceso se produjo cuando faltaban pocos minutos para las 4 horas de la madrugada y la explosión causó un fuego que afectó a la totalidad de la vivienda. Los vecinos de los dos edificios colindantes tuvieron que ser desalojados de sus viviendas durante una hora, ante el riesgo de propagación de las llamas.

Aunque finalmente no hubo que lamentar daños personales, el incidente también dejó en estado de siniestro total dos vehículos estacionados frente al inmueble, que resultaron afectados por la caída de cascotes. Otros dos coches resultaron afectados con daños leves por el mismo motivo. Hasta el lugar de los hechos acudieron cinco efectivos de los Bomberos, con una autobomba y el camión autoescala.

Tras conocerse el suceso, el concejal de Seguridad Ciudadana, José Antonio Cartón, anunció que comparecerá ante los medios a las 10.30 horas en la zona de la explosión para ofrecer más detalles sobre el hecho.