Herrera anuncia la primera rebaja de los presupuestos de la historia

El presidente de la Junta achaca la disminución a la crisis y al recorte de las asignaciones estatales

0

El presidente del PP autonómico y de la Junta, Juan Vicente Herrera, anticipó ayer que los presupuestos generales de 2010, que su gobierno tiene que registrar en las Cortes antes del 15 de octubre, disminuirán en el montante general de ingresos y de gastos por primera vez en la historia de la Comunidad Autónoma debido a la crisis económica y al recorte de la asignación que se recibe del Ejecutivo central.

Herrera explicó, ante la primera Junta Directiva Autonómica del nuevo curso político, las prioridades de las cuentas para el próximo ejercicio en las que anunció que se tendrán que «apretar el cinturón» y «despojar de gastos» que no sean necesarios e imprescindibles. El presidente aseguró que explicarán esos «sacrificios» y las decisiones que adopten en ese sentido a la ciudadanía.

Para la elaboración de estos presupuestos, que calificó de los más «duros y exigentes» desde que es presidente, manifestó que pregunta a sus colaboradores sobre lo que les piden las familias y a lo que tienen que «renunciar» que exceda del carácter prioritario. En este sentido, reflexionó que les solicitan una educación y una sanidad de calidad, servicios sociales para niños, mayores y dependientes y empleo, no la creación de más puestos de trabajo público, sino la apuesta por la competitividad y la economía productiva.

Herrera enmarcó la elaboración de los presupuestos en una «disminución bárbara» de las entregas a cuenta que llegan del Gobierno y del Fondo de Compensación Interterritorial, que cifró en al menos 1.000 millones de euros, lo que subrayó que les plantea un «agujero» y les lleva a preguntarse por las prioridades.

De manera que, a falta del cierre de las cuentas públicas, anunció que el montante total de los presupuestos, que este año ascendió a 10.584 millones de euros, va a disminuir por primera vez en la historia de la Comunidad Autónoma, si bien apuntó a que la educación, sanidad, servicios sociales y empleo serán las prioridades, junto al mantenimiento de los beneficios fiscales para las familias.

Otra de las «cuestiones importantes» para los próximos meses que marcó el presidente de la Junta y del PP es la financiación autonómica, cuyo modelo volvió a criticar por entender que no garantiza la igualdad, solidaridad y suficiencia, si bien apostó por la «responsabilidad» en la etapa que se abre de debate y aprobación de la ley en el Congreso para que Castilla y León pueda conseguir más recursos de los nuevos fondos de baja densidad y dispersión.

«No conocemos los ingresos adicionales, pero sí los recortes», apuntó en referencia a las entregas a cuenta de 2008 y 2009 que deberán devolver de manera fraccionada a partir de 2012, aspecto que le llevó a censurar que el Gobierno haya «ocultado» ingresos del Estado. Además, reiteró que la autorización de deuda a las comunidades, hasta un 2,5 por ciento de su producto interior bruto, supone un reconocimiento de que el modelo es insuficiente.

Del modelo, en el que la Junta se abstuvo «por responsabilidad», valoró la participación en los tributos, la distribución del gasto sanitario en siete grupos de edad y la asignación de fondos para la baja densidad y dispersión. «No merecía la negativa en un ejercicio de responsabilidad», precisó, mientras que pidió a diputados y senadores un esfuerzo para mejorar la asignación de Castilla y León cuando se apruebe la ley de financiación en las cámaras parlamentarias.

Por último, entre las «tres cuestiones importantes» de este nuevo curso, apuntó al Plan Plurianual de Convergencia Interior, cuyas bases ha pactado con el PSCyL, para señalar que espera también el «máximo consenso» en la determinación de las zonas en las que se invertirán 900 millones hasta 2012 para corregir desequilibrios entre las provincias y los territorios.

«Hay que buscar el máximo consenso para que las medidas sean eficaces, para que tengan enjundia, para que nazca sin ruido, sino con solidez y sin enfrentamiento», concluyó el presidente en su intervención hacia el conjunto del partido y a la que siguió el aplauso de los asistentes.

>

«La dolorosa subida de los impuestos recaerá en la clase media»

El presidente del PP autonómico, Juan Vicente Herrera, criticó ayer la «dolorosa» subida de impuestos anunciada por el Gobierno central y aseguró que recaerá «brutalmente» sobre trabajadores, desempleados y pensionistas, que conforman el 96 por ciento de la población española y son la clase media. Herrera arremetió contra las políticas de Zapatero y aseguró que «lo peor» de la crisis no pasará hasta que el PSOE «pase a la oposición».

La subida de impuestos es, según el también presidente de la Junta, un incumplimiento del programa electoral del Gobierno socialista, al que también acusó de no cumplir con su promesa de crear dos millones de empleos y de situar a España en la ‘champion league’. Asimismo, Herrera volvió a recriminar al Ejecutivo central que no convocara la Conferencia de Presidentes cuando comenzó la crisis y el cierre de la Central Nuclear de Garoña en contra del informe del CSN.