García pide una “vertiente social” en la política económica europea

La consejera de Igualdad de la Junta de Castilla y León reclama también ante el Consejo de la Unión Europea financiación para afrontar los efectos de la despoblación y el envejecimiento

15
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Alicia García (d). / Europa press
Publicidad

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Alicia García, defendió ayer en el Consejo de la Unión Europea la necesidad de que la política económica europea “tenga una vertiente social” para que “Europa sea social” y esté próxima “a las personas más vulnerables y sus necesidades”, además de que reclamó financiación para cuestiones “sociales” como la despoblación o el envejecimiento.

García intervino ante el Consejo de la Unión Europea en representación de las comunidades autónomas españolas “con una voz unánime para influir en la construcción de una Europa social y de igualdad”.

Asimismo, la consejera de Familia se refirió a otro “importante pilar” como es el de los Derechos Sociales, aprobados por el Parlamento, en Consejo de Europa y la Comisión, y que según apuntó “debe ser una pieza clave en las políticas sociales más allá de 2020” porque llegó el momento “de dejar las declaraciones para pasar a los hechos y a la realidad”.

Este “pilar” de los derechos sociales contiene veinte principios que son “fundamentales” porque abordan cuestiones como la conciliación, la igualdad de oportunidades, de género, inclusión social, pobreza o igualdad en el acceso al mercado laboral, pero Alicia García insistió en pasar a la acción “para que sean una realidad y se puedan poner en práctica en Europa”.

Como tercera cuestión, Alicia García se refirió a otro de los planteamientos común de todas las comunidades autónomas y es que el pilar de los derechos sociales “tenga financiación” para que se puedan poner en marcha iniciativas sociales en el territorio y “construir la Europa social porque es una de las partes más importantes de futuro y del presente”.

Por otro lado, la consejera de Familia se refirió a las comunidades autónomas y las entidades locales, que son quienes están “en el territorio y atienden las necesidades de las personas más vulnerables” y los que trabajan por la igualdad, la conciliación, contra la pobreza y la exclusión, por lo que debería haber “una financiación específica para desarrollar los derechos sociales”.

Una financiación “que debe contemplar dos retos” que son “muy importantes para Castilla y León y para España” como son el reto demográfico y el envejecimiento de la población, porque se trata de “desafíos sociales que tienen que ser contemplados”.

Alicia García apuntó también que precisamente Castilla y León es un “ejemplo” de Comunidad en cuestiones sociales y recordó que ya está trabajando en el desarrollo del ‘Pilar Europeo de derechos sociales’, en línea con sus principios y con los objetivos de la presidencia actual.