El vicepresidente de la Junta informa a las Cortes sobre el grado de cumplimiento de los objetivos de su departamento
El Vicepresidente de la Junta de Castilla y León, ayer en las Cortes. / R. Valtero

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, se dirigió ayer a los jóvenes para afirmar que tienen “todo” el apoyo económico y social para formar una familia en la Comunidad, sostuvo que “la principal razón por la que caen las tasas de natalidad es cultural” y aseguró que Vox lo combate “con mensajes en positivo” y medidas que empiezan a dar sus frutos con un repunte de nacimientos en el último año.

García-Gallardo, que cerró este martes las comparecencias en las Cortes para exponer la gestión de los miembros de la Junta en la mitad de la legislatura, se detuvo en uno de los ejes de acción de Vox en el Ejecutivo de la Comunidad, como la perspectiva de familia, sobre la que relató las medidas puestas en marcha para asentar población.

García-Gallardo se refirió al programa de actuaciones de apoyo a la familia: el apoyo a la natalidad; conciliación de la vida familiar y laboral; apoyo a los menores en toda su etapa educativa -por primera vez ahora desde los 0-3 años hasta la universidad; ayuda para la adquisición de la primera vivienda.

Se refirió al Bono Nacimiento, con 7.182 concedidos en 2023, a dar más facilidades a las familias numerosas, que son 34.139, o un decreto que se prepara para liberarles de la obligación de solicitar el reconocimiento cada cinco años, pues, a partir de ahora, esta condición se mantendrá hasta que el hijo menor cumpla 26 años.

Así, afirmó que el conjunto de medidas en beneficio de las familias y de apoyo a la natalidad les permite afirmar que Castilla y León lidera los beneficios fiscales en favor de las familias en España, y es la comunidad de España con las deducciones más altas por nacimiento o adopción.

En el 2023 las ayudas por natalidad, familia numerosa y cuidado de hijos han beneficiado a 12.000 familias en Castilla y León, con una media por beneficiario de 831 euros, y se han dejado de percibir por parte de la Junta 9,85 millones de euros, en deducciones fiscales. Afirmó que la presión fiscal ha disminuido un once por ciento según la memoria tributaria de Hacienda de Castilla y León, y recordó que han concedido beneficios fiscales por importe de 674 millones de euros.

Manifestó que este año se han empezado a ver resultados, ya que Castilla y León sumó 4.291 nacimientos en el primer cuatrimestre de 2024, un 6,79 por ciento de incremento respecto al mismo periodo de 2023, y frente al 1,24 de repunte nacional.

 

Respeto a la ley y la cultura

El vicepresidente afirmó que la Comunidad es una tierra de acogida para quienes vienen a trabajar aquí, pero rechazó la situación actual en la que consideró que se abusa de las solicitudes de asilo por lo que pidió acabar con ‘el efecto llamada’.

García-Gallardo abogó por una inmigración desde el “respeto a la ley, a nuestras costumbres y nuestra cultura” y añadió que también para “los verdaderos refugiados, aquellos que huyen de sus países por persecución política o guerra”.

Se refirió a la acogida de ucranianos, pero subrayó que la situación actual en la que se pide la acogida de menores inmigrantes a las comunidades “es distinta”, ya que estimó que se abusa de las solicitudes de asilo y “se facilita el negocio de las mafias del tráfico de personas”.

 

Autonomía leonesa

Juan García-Gallardo expresó la oposición de Vox al “amago de una autonomía leonesa”.

Afirmó que “León ha sido maltratado durante mucho tiempo”, en referencia al “cierre injustificado y precipitado” de minas y de centrales de producción de energía, de lo que acusó al Gobierno.