Fuentes sobre el apartamento: “Ni me he mudado, ni me voy a mudar”

El presidente de las Cortes sugiere que los miembros de la Mesa que viven en Valladolid deberían dejar de cobrar sus dietas

138
El presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes. / europa press
Publicidad

El presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, mostró ayer ante los medios de comunicación las dependencias del apartamento que tiene la institución para el uso del presidente (que no tiene cama) y sobre el que ha dicho: “Ni me he mudado, mi me voy a mudar”.

“Mi residencia está, ha estado y estará en Salamanca, en San Pelayo de Guareña”, afirmó el presidente, quien recordó que este espacio ubicado en la segunda planta del edificio de las Cortes, justo encima del despacho del presidente, “está desde que se creó el proyecto en 2007” con la inauguración del edificio.

Fuentes indicó que el uso que se le estaba dando a este apartamento que cuenta con un hall de entrada, salón, una sala de reuniones, un baño y una cocina, es “el normal, al igual que con el resto de las dependencias de presidencia” como el despacho o la biblioteca.

“Tengo aquí tres camisas por si acaso, por si en algún momento me mancho. Lo lógico es que tengas en algún sitio algo rápido para poder cambiarte o la posibilidad de lavarte los dientes”, detalló Fuentes, quien no ha descartado la posibilidad de pernoctar, si la agenda lo requiere, aunque según ha recordado, en ese caso habría que conseguir una cama y pasaría por la mesa de las Cortes.

“No hay cama, por lo tanto, si fuera necesario, eso se trasladaría a la mesa de las Cortes”, sostuvo el presidente, que ha insistido en que sería algo ocasional y que se haría público en el caso de ser necesario, ya que por el momento el apartamento “está perfectamente amueblado para el uso que se le ha dado hasta ahora”.

Fuentes recordó que estas dependencias están pensadas para que el presidente pueda descansar en un momento determinado o tenga que mantener una reunión privada con alguien, y ha criticado la “política partidista del PSOE” por “crear una discusión donde no la hay”.

El presidente ha asegurado que este apartamento no supone ningún coste a la institución porque así está constituido y “hay cuatro lámparas”, y ha lamentado que el Partido socialista quiera gastar “80.000 o 100.000 euros en estas dependencias para cambiarlas por otra cosa”.

Del mismo modo, ha recordado que él tiene una vivienda en Valladolid, alquilada, pero que esa “es una cuestión particular” de su “vida privada”.

El apartamento de las Cortes costa de un hall, de un salón de recepciones amueblado con una mesa y cuatro sillas y una lámpara con diversas bombillas, un salón con dos sofás, un sillón y una mesa, una cocina, donde está “el lavavajillas que se usa para lavar los vasos de las Comisiones y los Plenos”, comentó Fuentes; un baño, y un pasillo con dos armarios.

Dietas

El presidente de las Cortes, Luis Fuentes, que es procurador por Valladolid, aseguró también que no renunciará a las dietas que reciben los procuradores de las Cortes y miembros de la mesa que rondan los 1.800 euros al mes porque reside en Salamanca y “están hechas para eso”.

“Todos sabemos cómo es la democracia española, yo puedo presentarme por Valladolid porque así lo ha decidido el partido pero mi residencia está en Salamanca”, recordó el presidente, que ante la petición del Partido Socialista de que renuncie a las dietas por usar el apartamento de las Cortes, ha insistido que su domicilio está en Salamanca y las dietas están para eso.

Fuentes, que tenía prevista una reunión instantes después con el secretario primero de las Cortes de Castilla y León, José Francisco Martín (PSOE), indicó que “dado que piden transparencia”, espera que en la reunión “manifiesten que hay miembros de la mesa que están cobrando dietas con estancia en Valladolid”.

Por su parte, el secretario primero de las Cortes de Castilla y León, José Francisco Martín (PSOE), descartó que los procuradores que están empadronados en Valladolid tengan que renunciar a las dietas, porque éstas “no solo son por las pernoctaciones sino también por otros viajes”.

Martín insistió en que la utilización del apartamento de las Cortes “es un privilegio” que el Partido Socialista considera que “no tiene que tener” el presidente; ha criticado que en él “hay muebles que tienen dos días, que están recién comprados como el frigorífico y el congelador” y ha anunciado que van a pedir “todas las facturas del mobiliario del pisito”.