Férrea lealtad y unidad de los partidos frente al coronavirus

El presidente de la Junta analiza en la Diputación Permanente de las Cortes la respuesta al Covid-19

71
El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, al inicio de su intervención ante la Diputación Permanente de las Cortes de Castilla y León.
Publicidad

La Diputación Permanente de las Cortes de Castilla y León deparó ayer una férrea lealtad y unidad de todos los partidos con la Junta de Castilla y León y el Gobierno central mientras dure la lucha sanitaria y económica contra la crisis del coronavirus, que ha sido analizada ante esta instancia por el presidente del Ejecutivo autonómico, Alfonso Fernández Mañueco.

Al inicio de su intervención ante este órgano, que sustituye al Pleno del Parlamento autonómico por las excepcionales circunstancias actuales, Mañueco reconoció que era “el discurso más difícil” que había “realizado nunca”, aunque insistió en que Castilla y León tiene en la responsabilidad de su sociedad, sus instituciones y sus entidades económicas y sociales la principal herramienta para afrontar esta crisis.

Mañueco resaltó que desde que se inició este nuevo tiempo, su Gobierno aplicó cuatro principios fundamentales: “lealtad institucional” mutua respecto al Gobierno central, “coordinación” con todas las administraciones públicas, “anticipación constante y actualización” para adaptar las medidas a la evolución del problema y, por último, “la transparencia”, para atender la “necesidad de información que la sociedad demanda”.

Mañueco asumió que la crisis económica vinculada al coronavirus va a condicionar “toda la legislatura”, tanto en España como en esta Comunidad, con niveles de crecimiento cercanos al cero por ciento o incluso con recesión, tal y como indican las instituciones europeas, a las que demandó nuevas medidas para afrontar la crisis.

El presidente remarcó que la prioridad actual es la sanitaria, pero añadió que las administraciones deben tener también la mirada puesta en la incidencia del coronavirus sobre la economía, ya que demorarlo sería hacerlo “demasiado tarde” y hacerlo en tiempo contribuiría a generar “confianza y certidumbre”.

El presidente sostuvo que es necesario asumir que “el futuro inmediato será difícil” porque “no existe ninguna receta milagrosa, y quien afirme lo contrario se equivoca o miente”.

Mañueco aseguró que, con su comparecencia ante las Cortes, trató de analizar el momento actual “de manera realista y sin falsas complacencias”, a la vez que se coprometió a seguir trabajando “con la máxima intensidad”.

En este punto, Mañueco citó al expresidente de los Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt, quien señaló que “a lo único que debemos tener miedo es al miedo mismo”: “Tenemos por delante retos poderosos pero también lo es nuestra determinación, es en estos momentos difíciles cuando la debemos demostrar”.

Sobre el papel de los gobiernos autonómicos ante esta crisis, el presidente de la Junta ha sostenido que “nadie debe hacer la guerra por su cuenta” y mostró su apoyo “sin fisuras” al Gobierno para desarrollar las medidas vinculadas con el Estado de Alarma declarado para frenar el coronavirus.

Mañueco destacó que los gobiernos autonómicos van “todos a una” para que las iniciativas sean “globales y coordinadas” entre las diferentes instancias, tanto públicas como privadas.
Se mostró “convencido” de que “una vez más” los castellanos y leoneses van a dar “prueba de serenidad, responsabilidad, compromiso y generosidad”, y puso como ejemplo de su “orgullo” por el papel que está jugando la sociedad su respuesta “extraordinaria” ante la demanda de material sanitario.

Como contrapunto de esta realidad, Mañueco hizo un llamamiento para “luchar con firmeza” contra otra “epidemia socialmente muy peligrosa, como la desinformación”.

El presidente alertó de la proliferación de “bulos” y “noticias falsas que generan incertidumbre y obstaculizan precisamente la gestión eficaz de esta crisis”.

El discurso de Mañueco encontró la mano tendida de la oposición, cuyo líder, el portavoz del PSOE, Luis Tudanca, ofreció su “silencio discreto” y su “total apoyo” a las medidas que la Junta necesite aplicar para frenar a la pandemia del coronavirus en la Comunidad.