08MAX202211584949

El presidente de Empresa Familiar de Castilla y León, Pedro Palomo, reclamó ayer una transición y reconversión hacia otro modelo energético para que las firmas que pertenecen a sectores electrointensivos “no produzcan a pérdidas”. A su juicio, el aumento de los costes energéticos es precisamente “una de las amenazas de las empresas familiares”, con lo que apeló a la necesidad de “crear un entorno favorable a la creación de empleo y riqueza”.

Así lo trasladó durante el acto que sirvió como entrega de los premios anuales de la asociación, un día “de optimismo, celebración y alegre”, que permite a los empresarios “olvidar por unos minutos la situación de incertidumbre” que sufren. La gala se desarrolló en el Madison Arena de Valladolid, donde se reunió una amplia representación del ámbito económico y empresarial de la Comunidad.

En esta ocasión, los premios, que cuentan con el patrocinio de Unicaja Banco y la colaboración de Deloitte, recayeron en la familia Esteban, propietaria de la harinera Emilio Esteban S.A., el periodista Santiago González y los redactores de la Guía de las Aulas de Emprendimiento. Al acto asistieron los consejeros de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, y el de la Presidencia, Jesús Julio Carnero.

Durante su intervención, Palomo reiteró que la organización, a pesar de esa incertidumbre, ve el “vaso medio lleno” y puso en valor la “importancia para el tejido productivo de Castilla y León de que haya empresas familiares arraigadas al territorio, con compromisos, valores, con ganas de continuar y con un relevo generacional garantizado, como el caso de los premiados hoy, con la cuarta generación al frente de la firma”.

Entre sus reclamaciones, también mencionó la presión fiscal y apostar por un “clima impositivo que se adecúe a la generación de riqueza y empleo y que se fije más en el largo plazo y no en el corto para obtener un rédito electoral”. “Vivimos un momento difícil y convulso para todas las empresas, pero creemos que hay oportunidades y la sociedad civil tiene que aunarse para mejorar las condiciones económicas para que las empresas se desarrollen, continúen y se produzca el relevo generacional”, sentenció.

Igualmente, el CEO de la empresa, Jesús Esteban, admitió que es una “satisfacción” recibir este premio, cuando además es uno de los miembros fundadores de EFCL. “Es una doble recompensa desde el punto de vista familiar y empresarial”, expuso Esteban, quien consideró que el jurado se ha fijado en que ahora mismo gestiona la empresa la tercera y cuarta generación. “Nos dedicamos a los ingredientes y quizás no tengamos una visibilidad mediática como otros alimentos, pero tenemos más de 80 años de vida y posiblemente nos hayan premiado por esas características”, sospechó.

Por último, el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, reconoció el papel de los empresarios familiares y animó a los “nuevos jóvenes emprendedores a iniciarse como los nuevos empresarios del futuro”. “Castilla y León necesita empresas y las administraciones públicas estamos para ayudarlos”, señaló.

Carriedo recordó que EFCL demandó en su momento la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y más tarde “animó” a que los fondos europeos se gestionen “cerca de sus intereses”. También empujaron en la idea del plan de crecimiento empresarial y “siempre han exigido a la Junta, pero también orientado para ser más útiles al mundo de la empresa”.

Premiados

La familia Esteban es fundadora y propietaria de la empresa harinera Emilio Esteban S. A. Recibió el XX Premio EFCL ‘Antonio Pérez’ por “su relevante papel y aportación al medio rural a través de la captación de talento y la generación de empleo, y en reconocimiento a sus exitosos procesos sucesorios que han permitido garantizar su continuidad durante más de 80 años hasta la actualidad”, según indicó el fallo del jurado.

También se hizo entrega del Premio Comunica 2022 al periodista Santiago González, director de El Día de Valladolid, quien reconoció enorgullecerse de recibir un galardón de un colectivo “con unos valores tan arraigados, que trabaja día a día y con mucho esfuerzo en un escenario lleno de incertidumbres, y a veces de zancadillas”. “Lejos de deslocalizaciones o ventas a fondos de inversión, vuestras empresas salen adelante con un mayor arraigo con el territorio, con los trabajadores y con los clientes, sin olvidar la innovación”, aseveró.

Asimismo, los profesores José Alberto León, Elena Rodríguez, María del Carmen López, José Ángel Rodríguez y Sandra Mangas recibieron el Premio Academia 2022 por su impulso a los proyectos de emprendimiento en Formación Profesional que desarrolla la Fundación Empresa Familiar de Castilla y León y, en especial, por su participación en la elaboración de la primera Guía colaborativa y digital de las Aulas de Emprendimiento en Castilla y León que impulsa esta entidad.

La gala, conducida por el ilusionista y presentador Miguel de Lucas, también fue el escenario de la entrega a los niños Nicolás Herranz Cuesta, de Viveros Campiñas, y a Berta Gómez Soudah, de Comercial Ulsa, del IX Premio Fórum Júnior, el concurso de dibujo que convoca la asociación entre los más jóvenes de las familias empresarias para que se acerquen a los valores innatos a este tipo de compañías.