rey felipe base matacan
El rey Felipe VI visita la Base Aérea de Matacán. / SUSANA MARTÍN - ICAL

El Rey Felipe VI ha conocido este martes las avanzadas escuelas de formación del Ejército del Aire en la base aérea de Matacán, en Salamanca, en las que se engloba la escuela militar de transporte aéreo, la de Control y Tránsito Aéreo y la de Sistemas Aéreos no Tripulados. En su visita, Felipe VI ha recorrido las diferentes instalaciones de la base aérea salmantina, además de ver una exposición estática de diferentes tipos de aviones e inaugurar el C-101, una nave ornamental que forma parte de la dotación del grupo de Adiestramiento y opera en el Ejército del Aire desde 1980.

Poco antes de las diez de la mañana, el Rey ha llegado a bordo de un avión vestido con el uniforme de capitán general del Ejército del Aire. Felipe VI ha descendido por las escalerillas del avión, ha saludado al personal de Matacán y ha pasado revista a las tropas para luego comenzar su visita a las instalaciones militares. Tras saludar a los medios de comunicación, ha tomado un café con mandos militares y ha comenzado el recorrido por diferentes espacios de las escuelas de Matacán.

En su estancia, ha conocido la labor de la base, que tiene “la misión de proporcionar seguridad y apoyo logístico para la operación de las unidades de las fuerzas aéreas y escuelas, y donde se enmarca el grupo de escuelas con formación en distintas áreas”, según ha explicado a los medios de comunicación el comandante Alberto Carbajosa, jefe del Órgano Auxiliar de Estudios del Ejército del Aire. Felipe VI ha estado acompañado, ejerciendo de guía, del jefe del Grupo de Escuelas y de la base aérea de Matacán, el coronel Carlos María Bernardo Anaya, quien le ha explicado la función y los trabajos que se realizan en la base.

En un primer momento, y en al salón de actos de la Escuela Militar de Tránsito Aéreo, ha conocido los cursos que en la actualidad se imparten, el de controlador de área y aproximación radar y los de controlador de tránsito aéreo para oficiales, suboficiales y alumnos de formación de la Academia Básica del Aire. El Rey ha conocido, además, la escuela militar de Sistemas Aéreos no Tripulados, uno de los “centros más avanzados en el ámbito nacional e internacional”, como ha asegurado el comandante Carbajosa.

Esta Escuela se creó en 2012 y se ha convertido, según este mando militar, en el “centro de referencia en materia de UAS -sistema de aeronaves no tripuladas- para las Fuerzas Armadas y es responsable de impartir las enseñanzas conducentes a la obtención de la titulación aeronáutica de operador de sistemas aéreos no tripulados“. Felipe VI también ha conocido los simuladores con los que se trabaja en la enseñanza de operadores de vuelo, así como la Escuela Militar de Transporte Aéreo.

En la parte final de la visita, ha recorrido una exposición estática con diferentes unidades del Sistema Remotamente Tripulado y ha inaugurado el avión ornamental C-101, al que según el comandante Carbajosa se la colocado el número 41, “casualmente el número de la promoción del Rey cuando estuvo en la Academia del Aire de San Javier (Murcia)”.

La visita, a la que se han incorporado los presidentes de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; de las Cortes autonómicas, Luis Fuentes; así como el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo; el alcalde de Salamanca, Carlos Carbayo, y el rector salmantino, Ricardo Rivero, entre otras autoridades, ha concluido a las 12,50 horas con una foto oficial con el personal de la unidad.