Una persona se somete a las pruebas durante el test masivo de antígenos en Burgos este sábado para detectar casos de coronavirus, con el que se espera conocer el estado del 25% de la población de la ciudad, lo que requeriría unos 45.000 test en ocho días. / EFE-SANTI OTERO
Publicidad

Catorce personas han dado resultado positivo y nueve están aún en duda, y tendrán que repetir la prueba, en los primeros 2.051 análisis que se han realizado en el cribado masivo de covid que ha comenzado este sábado y se prolongará hasta el 28 de noviembre. Según fuentes de Sacyl, la operación se está realizando de manera muy fluida a personas asintomáticas, mayores de 18 años y sin límite máximo de edad.

El objetivo es llegar a realizar pruebas de antígenos al 25% de la población, lo que supondría unos 45.000 análisis. Para ello, están colaborando 170 trabajadores de Sacyl con el apoyo de Policía Nacional y Protección Civil de Burgos y el Ejército que se ha encargado de montar las tres carpas con dos puestos de toma de muestras cada una, por lo que cada día pasarán voluntarios de cada Área de Salud.

La semana que viene se realizarán también pruebas en las grandes empresas y en dos puntos de los polígonos industriales de la ciudad. La gerente de Atención Primaria de Burgos, Mónica Chicote, estima que por cada positivo que se identifique se evitarán al menos entre cinco y siete contagios en los siguientes siete días.