Reunión de la Junta de Portavoces de las Cortes
Reunión de la Junta de Portavoces de las Cortes. / R. Valtero

La situación del campo en Castilla y León, que ha sido denunciada en las dos últimas semanas con las manifestaciones y las tractoradas protagonizadas por los agricultores y los ganaderos de la Comunidad, se abordará en el Pleno de las Cortes de la próxima semana.

El Grupo Parlamentario Popular ha registrado una Proposición no de Ley (PNL) para su debate y votación en el Pleno de las Cortes de Castilla y León de la próxima semana para reivindicar el carácter “estratégico” del sistema agroalimentario español por su aportación a la economía y la vida en el ámbito rural, como la base para la lucha contra la despoblación. El texto también insta a la Junta a requerir al Gobierno central para que “revise” los elementos que “lastran” la competitividad del campo español.

Por su parte, el PSOE presentará una iniciativa paralelamente para reclamar al Ejecutivo autonómico que consigne en el proyecto de Presupuestos de la Comunidad de 2024 la cantidad de 150 millones de euros en ayudas directas al sector agrícola y ganadero. “Vamos a ver de qué lado está el PP. Si apoya a los agricultores y los ganaderos o es un simple postureo al que nos tiene acostumbrados para sacar rédito político, pero sin hacer nada real y efectivo”, manifestó la viceportavoz socialista Patricia Gómez.

El portavoz popular Raúl de la Hoz denunció que la situación del sector primario es “absolutamente desgraciada”, por la crisis climática, los costes de producción al alza, los precios a la baja, la competencia de terceros países, un gobierno que “abandona” las infraestructuras para desarrollar una agricultura competitiva, el incremento de los impuestos, las campañas de los ministros contra el campo y una PAC cada vez más rígida y con una burocracia “superflua” y medioambientalista, que abocan a que España se convierta en un espacio vacío de gente en las zonas rurales. “Esto metido en una coctelera provoca el hartazgo de los profesionales del campo”, apuntó.

La iniciativa, que el PP precisó está abierta al diálogo con otros grupos parlamentarios, recoge la mayoría de las pretensiones de las organizaciones profesionales agrarias y busca fijar una posición de Comunidad en relación a la crisis del sector agrícola. No en vano, De la Hoz recordó que se habla de la flexibilización de los criterios de la PAC, la ley de cadena alimentaria, pacto del agua, los seguros agrarios, la revisión de la política impositiva y la necesaria fortaleza de España en Europa para apoyar el mundo rural y fortalecer la imagen del país y sus productos así como luchar contra la entrada “ilegítima” de productos fuera de control desde terceros países.