19 1 WEB
Datos proporcionados por el barómetro Sigma Dos para CyLTV. / ICAL

El PP ganaría las elecciones en Castilla y León y podría gobernar con mayoría absoluta en la mejor estimación de voto, puesto que sumaría entre 38 y 42 procuradores, según refleja el barómetro de Sigma Dos para CyLTV, que sitúa al PSOE como la segunda fuerza política -entre 28 y 31 escaños- y a Vox, con entre cinco y siete representantes, como partido clave en caso de que los ‘populares’ no pudieran gobernar en solitario. Por otro lado, Ciudadanos se podría quedar sin representación o alcanzar un parlamentario y Podemos crecería más de un punto sobre sus resultados de 2019, hasta lograr entre dos y tres diputados.

Este es el escenario que plantea el sondeo, realizado entre el 29 de noviembre y el 21 de diciembre a 4.000 castellanoleoneses mayores de edad a través de cuestionario telefónico y online, justo cuando el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, decidió disolver las Cortes y convocar elecciones para el 13 de febrero.

Resultados por partidos

De este modo, a poco menos de dos meses para la celebración de las elecciones en Castilla y León, el Partido Popular sería el más votado con el 40,1 por ciento de los votos, frente al 31,9 por ciento que consiguió en los comicios anteriores, que le dio 29 escaños en las Cortes, por lo que subiría más de ocho puntos y entre nueve y 13 escaños más.

Los resultados situarían al PSOE como la segunda fuerza más votada, con el 32,3 por ciento, por lo que perdería casi tres puntos respecto a los resultados previos en los que con un 35,2 por ciento y 35 procuradores fue la formación con más apoyos. Así, su horquilla estaría entre 28 y 31 procuradores.

Por otro lado, Vox ascendería como la tercera fuerza política en la Comunidad con un 9,7 por ciento de los votos, frente a los 5,5 por ciento de las elecciones de 2019, con el que entró en el hemiciclo con un representante. Ahora podría obtener entre cinco y siete escaños.

Ciudadanos, socio de gobierno del PP en la legislatura ahora disuelta, pasaría de la tercera a la quinta posición, puesto que perdería más de diez puntos al descender del 15,1 por ciento -con el que alcanzó 12 escaños- al cinco por ciento para pelear por obtener un procurador. Sería la formación que experimentaría el mayor descenso en el arco parlamentario, hasta el punto de estar en cuestión su representación.

Unidas Podemos también adelantaría a la formación naranja y se colocaría como el cuarto partido más votado con un 6,2 por ciento frente al cinco por ciento de hace dos años. Ello le permitiría consolidar los dos procuradores actuales o, incluso, ganar uno más.

La encuesta apunta que UPL conseguiría el 3 por ciento de apoyos y dos procuradores; XAV el 0,6 por ciento y está en cuestión su actual representante. Otros partidos sumarían un 3,1 por ciento del electorado.

Gobierno en solitario

El PP lograría entre 38 y 42 procuradores, una horquilla que supondría a los populares tener entre nueve y 13 representantes más que en 2019, lo que podría suponer la mayoría absoluta y el gobierno en solitario. Vox obtendría entre cinco y siete procuradores, frente al único que tiene, lo que pone de manifiesto que, en el escenario menos favorable para los populares, la unión de PP y Vox permitiría formar Gobierno a Mañueco.

En el caso de que Ciudadanos lograra representación -el sondeo indica que aspiraría a uno como máximo frente a los doce de 2019-, y el PP alcanzara al menos 40 escaños, también podrían gobernar de la mano.

Voto provincial

Por provincias, el sondeo señala que el PP sería la fuerza más votada en todas salvo en Soria, donde ganaría el PSOE, segundo partido con más respaldo en las ocho provincias restantes.

Vox irrumpiría como la tercera fuerza en toda Castilla y León, salvo en León, donde es UPL quien ocupa ese puesto. Unidas Podemos adelanta a Ciudadanos en todas las plazas salvo en Salamanca, Valladolid y Zamora. En Soria, la suma de otros partidos superaría a Unidas Podemos y Por Ávila también adelantaría a la formación morada en Ávila.
En cuanto a la intención de voto, en Burgos y Soria, el PP y el PSOE se jugarían un procurador; en Valladolid un representante estaría disputado entre los populares y Ciudadanos. En León el escaño se lo disputarían socialistas y Unidas Podemos. En el caso de Ávila, la situación se daría entre Vox y Por Ávila y en Zamora sería entre PP y Vox.