Un momento del debate del Estado de la Comunidad celebrado en las Cortes de Castilla y León. / EFE
Publicidad

El pacto por la recuperación económica y social de la pandemia suscrito por la mayoría de fuerzas políticas en Castilla y León fue la guía de las propuestas de resolución aprobadas en las Cortes en la segunda jornada del debate de política general de la Comunidad.

De este modo, las resoluciones aprobadas en las Cortes quedaron prácticamente circunscritas a lo pactado entre PSOE, PP, Cs, Podemos y Por Ávila en el pacto de Comunidad, que rubricaron hace justo dos semanas, ya que estas han sido las propuestas efectuadas por los dos grupos que sustentan al Gobierno -PP y Cs-, mientras que la mayoría de iniciativas realizadas por el resto de grupos han sido rechazas precisamente por estas dos formaciones.

14 PROPUESTAS DE LA OPOSICIÓN

Además de las sesenta medidas presentadas por el PP y Cs, las Cortes aprobaron otras catorce propuestas de la oposición, como la de extender las gratificaciones a los profesionales que han combatido la Covid a los trabajadores dependientes de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades -además de los de Sanidad- o la de remitir al Gobierno de España el posicionamiento favorable de la Cámara de la candidatura de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, a la presidencia del Eurogrupo, propuestas del PSOE.

Como defendió el procurador del grupo Popular Salvador Cruz, el motivo de presentar en la Cámara muchas de las medidas ya acordadas en el pacto ha sido el de “dar la oportunidad” de apoyar estas iniciativas a los grupos que no se adhirieron al acuerdo, al tiempo que ha vuelto a tender la mano a la oposición para hacer extensible este pacto a un acuerdo presupuestario.

En relación a la pandemia, al igual que el pacto, las Cortes acordaron instar a la Junta a elaborar un informe sobre la incidencia y la prevalencia del coronavirus en las residencias de mayores. Asimismo, pidieron a la Junta que elabore una ‘estrategia’ de riesgo de posibles repuntes de la Covid-19.
En relación a las residencias, estos acuerdos exhortan al Ejecutivo a desarrollar una Ley de Atención Residencial y a incrementar en un 25 por ciento las plazas residenciales públicas y un tercio las de convalecencia sociosanitaria.

Mientras, en materia sanitaria, las resoluciones aprobadas instaron al Ejecutivo autonómico a crear un nuevo modelo de Atención Primaria en la Comunidad y de ordenación sanitaria, así como a aumentar el gasto sanitario hasta situarlo, al menos, en un siete por ciento del PIB autonómico.

APLAZAMIENTO DE LOS IMPUESTOS AUTONÓMICOS

En materia económica, las Cortes han instado a la Junta a aplazar el pago de los impuestos autonómicos, así como a suspender la tramitación de la bonificación al 99 por ciento del impuesto de donaciones y sucesiones, que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, aseguró que se retomará cuando las circunstancias lo permitan.

Asimismo, las propuestas instaron a poner en marcha mecanismos de transparencia, evaluación y rendición de cuentas de ayudas y subvenciones para la reactivación económica, la creación de empleo y el desarrollo de un nuevo plan de promoción industrial.

En concreto, el Parlamento instará a al Junta a apoyar la competitividad de las plantas del sector de la automoción para garantizar los planes industriales con implantación en Castilla y León desde la promoción de inversiones productivas y logísticas

Finalmente, otras medidas incluidas en esta resolución aprobada por la Cámara autonómica pasaron por implementar el Ingreso Mínimo Vital en la Comunidad, crear un Plan de Promoción Internacional de Turismo Rural, elaborar una nueva Ley de Ciencia o llevar a término diferentes medidas enmarcadas dentro del plano medioambiental.

 

LAS RECHAZADAS

Entre las propuestas que finalmente no vieron la luz se encuentran la mayoría de las 34 iniciativas registradas por el Grupo Socialista -a excepción de cuatro-, como la que demandaba abordar cuando sea posible una reforma del Estatuto de Autonomía para incluir en el texto autonómico con el máximo rango un “suelo social” de al menos el 12 por ciento del PIB para inversiones políticas sociales.

Sobre estas medidas, la viceportavoz del Grupo Socialista, Virginia Barcones, criticó que las medidas presentadas por el PP y Cs están “plagados de verbos vacíos como prometer y fomentar sin un solo euro ni un solo plazo”, y afeó a estas dos formaciones que propusieran medidas manidas: “No sé qué hubieran traído ayer y hoy a esta Cámara si no se hubiera alcanzado el pacto”.

Otras medidas presentadas por los socialistas, como la puesta en marcha “de inmediato” de la jornada laboral de 35 horas semanales para los funcionarios, la regulación del Fondo Autonómico de Compensación o la garantía de la presencialidad en todos los consultorios de la Comunidad Autónoma tampoco salieron adelante.

Por parte de Podemos, de las 12 propuestas presentadas, solo una fue aprobada, de modo que iniciativas como aumentar el presupuesto destinado a Atención Primaria hasta el 25 por ciento de lo asignado a la Consejería de Sanidad o la de reducir progresivamente los conciertos sanitarios fueron rechazadas.

Por parte de la Unión del Pueblo Leonés, su portavoz, Luis Mariano Santos, mostró su apoyo a muchas de las medidas presentadas por PP y Cs, aunque disentió en materia de transición energética justa, ya que demandó un esfuerzo extra con las cuencas mineras afectadas por la descarbonización.

Entre las seis propuestas de Vox, su procurador, Jesús García-Conde, destaçó en el hemiciclo las “perentorias” medidas de fomento de la natalidad entre los jóvenes de la Comunidad y de apoyo a las familias numerosas, “algo esencial” una de las autonomías más castigadas por la despoblación.

Finalmente, de las medidas de Por Ávila, su procurador, Pedro Pascual, presentó iniciativas ligadas con su provincia en materia de sanidad, turismo o medio ambiente, donde pidió, por ejemplo, una política de prevención de incendios efectiva, que además servirá para paliar el desempleo.