Suárez-Quiñones y González Gago presentaron ayer la campaña anti incendios , que este año durará 4 meses. / Campillo

El consejero de , Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, presentó ayer en León el operativo de incendios de la Junta para la época de riesgo más elevado, que este año se incrementa un mes para extenderse del 12 de junio al 12 de octubre. Lo hizo en compañía del consejero de la Presidencia, Luis Miguel González Gago, con quien previamente presidió la Comisión General de Coordinación Territorial. Este año el número de efectivos aumenta hasta los 4.715 (un 80 por ciento de ellos de personal público) frente a los 4.540 de 2022.

En los cinco primeros meses del año el número de incendios registrados en la Comunidad ascendió a 532, lo que supone un seis por ciento menos que la media de la última década, aunque se registró un aumento de los conatos, y de las 20.84 hectáreas que ardieron un total de 283 fueron de superficie arbolada; es decir, un 41 por ciento menos que en último decenio y en ese periodo no se produjo ningún gran incendio forestal.

Marzo fue el segundo más cálido del siglo XXI y el segundo con menos lluvia y tras un abril “extremadamente seco”, con un déficit de un 80 por ciento de agua, mayo se despidió con temperaturas elevadas y tormentas que consiguieron moderar la sequía acumulada en primavera, pero no lo suficiente, por lo que aludió a un “panorama de sequedad relevante”.

Entre las novedades que el consejero destacó para una campaña que será atendida con 325 autobombas -30 nuevas- y un despliegue de nuevas cámaras de vigilancia en Ávila y Salamanca, además de un incremento de las existentes en Zamora, se encuentra la calidad de los cuadros de mando, con 40 incorporaciones este año, y la creación de la figura de los técnicos especialistas en análisis de planificación y comportamientos del fuego.

Con un total de 209 cuadrillas, también se presenta como novedad la incorporación de unidades de brigada y autobomba de doble cabina, acompañadas de una ‘pick up' y su correspondiente personal en las provincias de Ávila, León, Salamanca y Zamora. Además, habrá cinco cuadrillas nocturnas más en Burgos, Palencia, Segovia Soria y Valladolid, de forma que pasan de ser 11 a 16. Respecto a la base de helicópteros de lucha contra incendios de Oterico, en el municipio leonés de Riello, Suárez-Quiñones comentó que no estará lista para la presente campaña.

Recomendaciones

El 92 por ciento de los incendios podrían evitarse. Así lo recordó el consejero, antes de repasar las habituales recomendaciones a la población para “extremar las precauciones” y “cumplir las prevenciones que dictan las autoridades sobre el uso del territorio”, especialmente en verano.

“El operativo es autonómico, distribuido estratégicamente, lo que permite acometer la concentración de medios donde es preciso y colaborar con otras comunidades autónomas o con Portugal”, señaló tras recordar que el pasado año se registraron 17 grandes incendios forestales en Castilla y León.