Cartel de una actuación de Josephine Baker.
Cartel de una actuación de Josephine Baker.

Una exposición en el Museo de Art Nouveau y Art Déco Casa Lis de Salamanca profundiza en el papel que jugó la mujer, que es definida en la muestra como ‘Las hijas del jazz', durante la I Guerra Mundial, con ciertos toques de igualdad.

A partir de ese momento, en aquellos convulsos años 20, la mujer empezó a desarrollar otra función que “no fuera el acompañamiento del hombre, el cuidado de los hijos o la atención de la casa”, como ha relatado el director del Museo, Pedro Pérez Castro, en la inauguración de la muestra.

Un periodo histórico en el que los hombres, 20 millones según los datos de la historia, tuvieron que dejar sus trabajos para ir a la guerra, por lo que las mujeres dieron un paso hacia adelante para ocupar esos puestos que quedaron vacíos.

Fue en ese momento, en los “locos” años 20, cuando surgen las denominadas ‘flappers', mujeres jóvenes que empiezan a destacarse por el uso de faldas cortas, no llevaban corsé y lucían “bob cuts”, o cortes de pelo poco habituales para la época. Se caracterizaban también por sus actitudes, más bien asociadas a comportamientos masculinos; fumaban y bebían licores, pero su distintivo más inconfundible era que escuchaban, y bailaban, jazz.

La exposición esta dividida en cinco espacios en los que se muestran, a través de esculturas, grabados, originales, cartelería, reproducciones fotográficas y audiovisuales, “el protagonismo de la mujer durante y después de la guerra, la actividad social y laboral y el espacio privado de estas mujeres”, ha indicado Pérez Castro.

En la inauguración de la exposición, la viceconsejera de Acción Cultural de la Junta de Castilla y León, Mar Sancho, ha destacado esta muestra como la forma de aportar “luz tamizada de color”, una luz “trazada de historia, como la que ofrece este Museo” y que ofrece “historias a través de los objetos”.

Por su parte, el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha incidido en que esta muestra ofrece la visión “del cambio y transformación de la mujer a través de un hilo conductor, como es el jazz” y, por tanto, de los primeros pasos “hacia la igualdad”.