Personal sanitario en los alrededores del Hospital General de Segovia. / KAMARERO

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado este miércoles nuevos datos del denominado exceso de mortalidad asociado a la pandemia del coronavirus, que en el caso de Castilla y León queda fijado en 5.347 muertes más de las esperadas para el periodo comprendido desde que arrancó la pandemia hasta el pasado 20 de diciembre.

Según esta estadística consultada por EFE, basada en los datos recabados por el Instituto de Salud Carlos III, en Castilla y León se han registrado hasta ese momento tres periodos de exceso de mortalidad (sistema MoMo): el primero entre el 15 de marzo y el 9 de mayo (3.678 muertes más de las esperadas), el segundo entre el 26 de agosto y el 29 de agosto (63) y el tercero entre el 13 de octubre y el 20 de diciembre (1.606), si bien este último puede prolongarse por el efecto de la tercera ola que acaba de iniciarse.

En estos mismos periodos ha habido en Castilla y León 13.275 muertes, según este registro, mientras que la estimación de fallecimientos -basado en los datos de años anteriores- era de 7.927, con un porcentaje de exceso de mortalidad que fue del 106,2 por ciento entre marzo y mayo, del 27,3 por ciento en agosto y del 37,9 por ciento en el último periodo analizado, entre octubre y diciembre.

La estadística detalla que entre las personas mayores de 74 años el exceso de mortalidad en estos periodos fue de 4.639 personas, lo que representa el 86 por ciento del registro total (5.347), mientras que es inferior en el siguiente tramo de edad analizado por el Instituto de Salud Carlos III, de entre 65 y 74 años, con un exceso de muertes que afectó a 511 personas.

En el caso de España, el Instituto Nacional de Estadística sitúa en 80.202 personas el exceso de defunciones registradas entre el 15 de marzo, cuando comenzó la primera ola del coronavirus, y el 27 de diciembre de 2020 en relación al mismo período del año anterior.

Según la estadística de defunciones que publica este miércoles el INE, entre mediados de marzo y finales de diciembre de 2020 fallecieron en España 391.398 personas frente a las 311.196 que murieron en el mismo período de 2019 si bien este organismo contabiliza las defunciones por todas las causas, no sólo por covid-19.

La semana 14 de 2020 (del 30 de marzo al 5 de abril) registró el repunte más alto del año con un total de 20.767 muertes, frente a las 8.807 acaecidas un año antes, un 135 por ciento más. Otro repunte de defunciones en 2020 se dio en la semana 45 (del 2 al 8 de noviembre) cuando 10.599 personas fallecieron, 2.922 más que un año antes, un 38 por ciento de incremento.

De los 80.202 exceso de muertes entre las semanas 11 y 52 del año 2020, 38.438 eran hombres y 41.764 mujeres. Por edades, en ambos sexos la mayoría se corresponde con mayores de 70 años. En el período citado de 2020 fallecieron 196.777 hombres y 194.621 mujeres. Un año antes, las cifras entre el 15 de marzo y el 27 de diciembre eran de 158.339 varones y 152.857 mujeres.